El mundo del deporte ha despedido a uno de sus mitos: Severiano Ballesteros, cuyo funeral ha colapsado su localidad natal, Pedreña. Sus compañeros en la Ryder Cup y varios deportistas famosos de categoría mundial han querido acompañar a su familia para honrar su memoria.


Los remeros de la trainera de Pedreña, el otro orgullo deportivo del pueblo, han escoltado desde la residencia familiar de los Ballesteros a los hijos del campeón y a sus cenizas, en un cortejo fúnebre abierto por un gaitero escocés, en recuerdo de la especial vinculación que Seve tenía con Gran Bretaña, donde es todo un ídolo.

Cientos o incluso miles de personas esperaban, desde primera hora de la mañana, en la parroquia de Pedreña para dar el último adiós a Severiano Ballesteros, al que también han querido despedir personalidades del deporte y la cultura española.

El secretario de Estado para el Deporte, Albert Soler, el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, Miguel Induráin, Miguel Ángel Jiménez, Emilio Butragueño o Enrique Ponce, entre muchos otros; han acudido a la despedida de todo un mito, Seve Ballesteros.