Hilaria Thomas, la novia flamenca de Alec Baldwin

  • Hilaria Thomas, la mujer con la que se ha comprometido Alec Baldwin, nació en Mallorca y es profesora de yoga.

Alec Baldwin anunció hace un par de días que dará el 'sí quiero' una segunda vez. Si en 1993 la mujer a la que juraba amor eterno era la actriz Kim Bassinger, con quien tuvo una hija por cuya custodia aún andan metidos en líos judiciales desde que comenzaron los trámites de su divorcio en 2001, ahora la elegida es Hilaria Thomas.

¿Pero quién es Hilaria Thomas?

Raíces 'cañís'
La novia de Alec Baldwin tiene 28 años. O lo que es lo mismo, podría ser su padre dado que él cumplió 54 el pasado martes. Pero están dispuestos a demostrar que en esto del amor, los números que reflejen el carné de identidad no pasan de ser mera anécdota.

Hilaria Thomas pasó su juventud viajando de España a Estados Unidos y viceversa. Nació en Mallorca, pero se crío a caballo entrela isla balear y Boston.

Hasta que llegó el momento de cursar estudios universitarios. Fue entonces cuando decidió que su carrera profesional debía comenzar por una base sólida y escogió lo que creía mejor para su futuro.

Se quedó en Estados Unidos. Concretamente estudió Historia del Arte y Danza en la Universidad de Nueva York. Unos conocimientos que le han servido para ser lo que hoy es: profesora de yoga en el 'New York's Yoga Vida' desde el año 2005.

De un lado para otro
La cantidad de vuelos que tuvo que coger siendo niña no fueron impedimento para seguir haciendo cola esperando la tarjeta de embarque. Tras sacarse su título universitario, Thomas decidió ver mundo y ampliar su repertorio de baile.

Se movió de un sitio a otro de Estados Unidos, pero también cruzó el charco y volvió a su España natal donde perfeccionó sus movimientos de flamenco. Tampoco quiso olvidar las danzas orientales.

Antes de que se escape
Eso es lo que ha debido de pensar Alec ante las idas y venidas del pasado de su chica. El actor conoció a esta mujer hace menos de un año. Las primeras imágenes de la pareja veían la luz el pasado mes de junio. "Ahora tengo una mujer en mi vida y es muy importante para mí", decía recientemente.

Tan importante que no ha ocultado tampoco la intención de tener hijos con ella: "Cuando eres mayor y te casas por segunda vez debes fijarte que en el colegio al que lleves a tus hijos haya una rampa para sillas de ruedas", bromeaba.

Hace unos meses él vendió su casa en Upper West Side neoyorquino para irse a vivir con ella al SoHo. Este primer paso y el anillo que desde hace días luce Hilaria en su dedo anular -aunque aún no hay fecha para la ceremonia-, eran símbolos más que evidentes de que la petición de mano era cuestión de tiempo.

Cambio importante
Pero Hilaria no solo ha conseguido que Alec haya cogido sus bártulos y se haya mudado. Esta mujer ha sido capaz de rejuvenecerle. Desde que sale con ella el actor ha moldeado su figura, ha sido capaz de perder unos kilitos y viste con un 'look' más informal.

Además, no es raro verles disfrutando de los mejores torneos de tenis, como por ejemplo durante el pasado USA Open. Y, seguramente, ella le haya preparado una tabla de ejercicios: ventajas de tener una profesional en casa.

De hecho Alec se ha modernizado tanto que se escriben decenas de comentarios en Twitter, pregonando su amor como si fuesen dos adolescentes -o Guti y Romina Belluscio-.

Este es un nuevo Alec Baldwin. El Alec que ha sido capaz de construir alguien con la paciencia de quien se evade a base de yoga.