January Jones habla sobre su ruptura con Jason Sudeikis... Pero no del padre de su hijo

  • January Jones no es muy amiga de airear su intimidad, pero esta vez se ha lanzado a comentar la fama y su ruptura con Jason Sudeikis en una entrevista con 'Allure'. Según la actriz, fueron la distancia y las exigencias laborales las que tiraron por la borda su relación. Eso sí, de su embarazo, nada de nada...

El misterio rodea a la vida privada de January Jones. Su inestable romance con Jason Sudeikis terminó el pasado enero sin que dieran mayores explicaciones, para anunciar unas semanas después que estaba embarazada... y sin revelar quién era el padre. Ahora, January Jones por fin se sincera para la revista 'Allure'.

Según explica, fueron la distancia y las exigencias de sus respectivos trabajos lo que les llevó a romper su noviazgo, lleno de altibajos. "Las largas distancias de alguna manera nos agotaron. Cuando sales con alguien que también está en la industria (cinematográfica) alguien tiene que sacrificarse. Y si nadie está dispuesto a ello, simplemente hay que ser amigos", sentencia Jones.

Y es que tener un trabajo en el que debes decir "lo siento, pero necesito irme durante tres meses y besar a otros hombres (en pantalla) mientras te quedas aquí" es duro.

EL PADRE DE SU HIJO, ¿SECRETO?

Lo que no ha revelado, al menos todavía, es si Sudeikis es el padre del hijo que espera; y no parece que lo vaya a hacer.

Pero no solo ha hablado de amores pasados. Jones ha explicado además que acudió a terapia durante un tiempo "para estar segura de que mantenía los pies sobre la tierra y tener alguien con quien hablar", aunque finalmente lo dejó porque no quiere "pagar 200 euros la hora para tener la misma conversación que con una amiga".

La actriz se ha mostrado encantada con su vida actual y el ascenso que ha tenido su carrera en los últimos años, y pese a que considera a los paparazzi unos "padres estrictos", ha decidido no hacerles demasiado caso.

Así, ni siquiera se obsesiona con su dieta. Cuando algo le va mal, sabe cómo sentirse mejor: "Me paro en un McDonald's y compro un batido de fresa y unas patatas fritas, y no me siento culpable porque me lo merezco".