Los norteamericanos han dictado sentencia: Barack Obama será presidente de Estados Unidos otros cuatro años más. Y quiso celebrar la victoria en las urnas junto a lo mejor que tiene en esta vida: su esposa, Michelle, y sus dos hijas, Malia y Sasha.

Minutos después de conocer que volvería a ocupar las dependencias de la Casa Blanca durante una legislatura más, Barack Obama se subió al escenario para llevarse los aplausos, los vítores y las felicitaciones en el acto celebrado en Chicago. Pero el presidente no quiso estar solo.

Obama estuvo acompañado de su esposa, Michelle, que se mostró cariñosa con él en todo momento, y sus dos hijas, Malia, de 14 años de edad, y Sasha, de 11. En los medios americanos ya se habla de que, las edades de las niñas, es un dato importante, ya que están al borde de la adolescencia y se convertirán en carne de opinión pública no tardando.

La primera dama volvió a confiar en Michael Kors para su vestuario en esta ocasión que, de nuevo, ha demostrado a Barack que tiene una familia que le respalda.

¡Síguenos en Twitter: @hoy_corazon!