Celebrities

El orondo ego de Marlon Brando

El orondo ego de Marlon Brando

Talento, conflicto y grasa, los tres elementos con los que Marlon Brando construyó su mito. Insoportable en los rodajes, a menudo se aburría de sus personajes en mitad del trabajo y se dejaba ir con igual fruición con que disfrutaba de largos periodos sedentarios al cuidado del paladar. Tres películas dibujan a las claras el perfil del divo. Para protagonizar ‘Rebelión a bordo’ (1962) tuvo que bajar de los 95 a los 77 kilos, lo que para muchos hizo empeorar su humor. La experiencia fue un infierno provocado por el ego superlativo y la desidia que mostraba el actor, hasta el punto de que Lewis Milestone, el realizador, declaró a la prensa que la película debería haberse titulado ‘El motín de Marlon Brando’. En 1979, cuando rodó ‘Apocalipsis Now’, ya había alcanzado los 150 kilos, un mal estado físico que no fue excusa para los retrasos que provocaba ni para el número de tomas que obligaba a repetir porque olvidaba sus líneas. Ese problema se agudizó en ‘La isla del doctor Moreau’ (1996), donde exigió un receptor en el oído para que le fueran dictando los diálogos que se negaba a aprender. Foto: Gtres.