Lo que el amor ha unido, que no lo separe la publicidad. Éste podía ser el eslogan de la nueva faceta de Paula Echevarría y su marido, David Bustamante, que protagonizan juntos el nuevo anuncio del videojuego Nintendogs+cats.

Les hemos visto juntos en multitud de situaciones, pero nunca les habíamos visto en los mismos planos en una campaña publicitaria. Ambos triunfan por separado en sus respectivas profesiones, pero ahora se les puede ver en la intimidad de su hogar, gracias a una nueva campaña publicitaria que ya puede verse en televisión.

La nueva campaña de nintendogs + cats es una historia contada por capítulos. Durante la primera semana, podremos ver a Paula Echevarría con su nueva bulldog francés virtual, Coco, en casa. Paula juega con él y David, celoso, intenta sin éxito que Coco le haga caso. Y es que Coco sólo reconoce la voz y cara su dueña. Para colmo, Paula adora su perro y le llama “chiquitín” y “guapo”, a lo que David responde tristón “A mí ya no me dices esas cosas”.

En la vida real, Paula es dueña de un chihuahua llamado Mowgli y, desde el 25 de marzo, cuando se lanzó nintendogs + cats, también cuida de Coco y de otro cachorro virtual, un bull terrier llamado Dior. Además, la actriz es madrina del “Programa Nintendogs por la tenencia responsable de animales”, iniciativa del Centro Integral de Acogida de Animales de la Comunidad de Madrid, que utiliza nintendogs + cats para educar a los futuros adoptantes en los hábitos, rutinas y necesidades diarias de los animales durante las semanas previas a que se efectúe la adopción.