Rocío Carrasco fue a visitar anoche a José Ortega Cano al Hospital Virgen Macarena de Sevilla donde permanece ingresado tras su fatídico accidente de coche. El torero retirado permanece estable dentro de la gravedad y con ventilación mecánica, según el último parte médico.

También recibió la visita de Jesulín de Ubrique y Maria José Campanario, los cuales no esperaron ni un día para ir a ver cómo se encontraba el torero. En la mañana del domingo hicieron acto de presencia sus cuñados, Amador Mohedano y Gloria Mohedano, entre las múltiples visitas que ha ido recibiendo a la largo de la mañana. Tampoco ha faltado el abogado, que esta mañana entraba al hospital rodeado de paparazzis.