Seis jugadores del F.C. Barcelona, Gerard Piqué entre ellos, han movido las caderas junto a Shakira sobre el escenario del Estadio Olímpico, donde la colombiana ofreció un concierto que se ha convertido en el perfecto colofón de la celebración de la victoria azulgrana en la Champions.

Con hora y cuarto de retraso debida a los cambios organizativos que ha supuesto la llegada de los jugadores del Barça, Shakira ha aparecido con un "bona nit Barcelona" en los labios y los primeros acordes de "Why wait", acompañados de los característicos golpes de melena de la estrella latina.

Lo siguiente que ha hecho ha sido meterse al público en bolsillo diciendo en catalán: "Soy tan feliz de estar aquí en Barcelona, sobretodo en un día como éste que hay tanto que celebrar. Espero haceros sentir como en casa, porque esto es ahora mi casa". Pero lo mejor estaba todavía por llegar, ya que acto seguido ha invitado a subir al escenario a los jugadores del Barça Piqué, Xavi, Villa, Pedro, Busquets y Bojan y les ha pedido que imitaran su inimitable movimiento de cadera al ritmo "Whenever wherever".

Un público rendido ha gritado ¡Ser del Barça es lo mejor que hay! y han lucido con orgullo las camisetas azulgranas con las que muchos han venido al espectáculo. De hecho, la celebración de la victoria del Barça ha animado la venta de entradas durante las últimas 24 horas, aunque de todas maneras no se han cubierto las expectativas, ya que el Estadio Olímpico tiene capacidad para 60.00 personas, el triple de las algo más de 20.000 reunidas.

De todas maneras, hay que mencionar en descargo de la cantante que las canciones de "Sale el sol" ya sonaron en Barcelona hace a penas seis meses en el concierto que ofreció la colombiana en el Palau Sant Jordi. Tras recorrer medio mundo, Shakira ha vuelto a Barcelona para dar una segunda oportunidad al público español, al que ofrecerá cuatro bolos más durante los próximos días en Valencia, Almería, Madrid y Bilbao.

A pesar de los muchos conciertos que la artista lleva sobre sus espaldas, Shakira ha conseguido convencer al público de que el concierto en Barcelona era especial. "Cuando menos te lo esperas, llega algo o alguien especial", ha dicho la cantante, poco antes de cambiar la letra de "Loca" y cantar a voz en grito "soy loca por mi Pique". Ante semejantes frases, el público no ha dudado en poner cara (y cuerpo) a las letras más calientes de la diva latina, cuyo último disco está repleto de frases como "soy adicta a ti, porque es un vicio tu piel" o "oye papi vuélveme loca, muerdeme la boca".