Dicen que detrás de un gran hombre hay una gran mujer. Es el caso de María Ángeles Sandoval, más conocida como Pitina, la mujer de Florentino Pérez. El presidente del Real Madrid y de la constructora ACS ve como su compañera de toda la vida se va para siempre después de sufrir un inesperado ataque al corazón.

María Ángeles Sandoval o 'Pitina', como siempre quería que la llamaran, falleció a los 62 años en Madrid, víctima de un ataque al corazón. La esposa del presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, había sido siempre su gran apoyo a lo largo de los 41 años que estuvieron juntos.

Florentino y Pitina se conocieron en 1971 en una cafetería madrileña el barrio de Argüelles. Desde entonces se convirtieron en inseparables. Florentino bautizó, de hecho, a sus barcos como 'Pitina'. Juntos tuvieron tres hijos, Eduardo, Florentino y María Ángeles.

De hecho, la boda de su hija María Ángeles, 'Cuchi', fue todo un acontecimiento social en 2003, donde la totalidad de la plantilla del Madrid asistió a la ceremonia en la iglesia madrileña de Los Jerónimos.

Pitina llevaba luchando desde hacía varios años contra un cáncer, pero todo indica que ya estaba restablecida, lo que hizo que Florentino Pérez se presentara a las últimas elecciones a la presidencia del Real Madrid.

Su última aparición pública fue el pasado domingo en Cádiz, donde acompañó a Florentino a un partido del filial madridista. Sin embargo, este martes 22 de mayo, Pitina sintió una molestia repentina en su domicilio y falleció al poco de llegar al hospital.

María Ángeles será incinerada este miércoles a las 19:00 horas, en el Tanatorio de la M-30 de Madrid.