Dicen que no hay nada más atractivo que lo diferente. Quizá ese sea el secreto de las féminas de cabello carmesí: son muy escasas e irradian un 'sex-appeal' natural. Las 'celebrities' lo saben y sacan partido de ello. Les mostramos a las Rita Hayworth del siglo XXI.


Christina Hendricks

La imponente protagonista de 'Mad Men' ha sido la culpable de que se hayan vuelto a imponer las curvas y el cabello pelirrojo. La actriz es una de las mujeres más deseadas y también de las más cotizadas por las firmas de moda. En la actualidad, es imagen de London Fog.

Nicole Kidman
Ella ha decidido dejar atrás el bótox y el tinte rubio, retomando su imagen original de pelirroja que puede fruncir el ceño y que la hizo saltar a la fama allá por los años 80.

María Castro
En su caso, su cabello acentúa la belleza felina a la que dio rienda suelta en la serie 'Sin tetas no hay paraíso'. Si a esto le unimos que es simpática a rabiar y que tiene la cabeza muy bien amueblada, ya tenemos a la pelirroja española del momento.

Lindsay Lohan
Sus pecas y su pelo rojizo fueron desde sus comienzos su seña de identidad. Pero el color de su cabello ha ido cambiando al mismo ritmo que sus traspiés vitales. La actriz no termina ni de tomar el rumbo de su existencia ni de decantarse por un tono de pelo. Ahora está rubia.