Mientras Carmen Cervera cumplía 68 años el pasado 23 de abril de 2011 en la localidad suiza de Lugano; su hijo Borja Thyssen pasaba el día en compañía de sus dos hijos y de su mujer, Blanca Cuesta, en Marbella. La familia Thyssen sigue igual de separada y ni siquiera el cumpleaños de la baronesa ha bastado para que haya un acercamiento.


Borja Thyssen y Blanca Cuesta disfrutaron de las vacaciones de Semana Santa en la localidad malagueña de Marbella, en la que estuvieron pasando unos días en compañía de sus hijos Sacha y Eric.

La casualidad hizo que la madre de Borja, Carmen Cervera, pasase la Semana Santa también en Málaga, en su caso en la capital, para acudir a las procesiones junto a Antonio Banderas y Melanie Griffith.

Una coincidencia que hizo que se pensara en un posible acercamiento entre ambas partes... Pero nada más lejos de la realidad. Carmen Cervera no se movió de Málaga y Borja y Blanca disfrutaron de Marbella y Puerto Banús.