La alfombra roja de la décima edición del Festival de Cine de Tribeca dejó varios looks que pasarán a la historia no precisamente por ser los más elegantes.

Destacan los modelitos que lucieron las hermanas Mary Kate y Ashley Olsen, quienes por no pasar desapercibidas, arriesgaron demasiado. Pero ellas no fueron las únicas en pecar de sobrecargadas. Los estilismos escogidos por Zoe Kravitz, Nicole Lapin o Lauren Hutton tampoco tienen desperdicio.

Ni la mismísima Anna Wintour, editora jefe de la revista Vogue Usa, y fiel seguidora de Prada y Óscar de la Renta, pudo dar un toque de glamour a un Festival que rozaba el ridículo en lo que al estilismo de sus protagonistas se trataba. Y eso que Anna acudió de la mano de Karl Lagerfeld.

¿Quién crees que lucía el peor modelo?