Dicen que detrás de un gran hombre hay una gran mujer. Y en el caso de los toreros, salvo excepciones, suele ser una folclórica, una modelo o una 'niña bien' de la alta sociedad. Descubrimos quiénes son las mujeres que los maestros de la tauromaquia han escogido para compartir su vida.

Con una profesión en la que las tradiciones y la disciplina son fundamentales, no llama la atención que los toreros escojan a mujeres de raza y fuerte carácter para que les acompañen dentro y fuera de la plaza. Comenzamos este repaso remontándonos al maestro de maestros. Manuel Laureano Rodríguez, Manolete, encontró en Lupe Sino (Antoñita Bronchalo Lopesino era su verdadero nombre) el motivo para torear de frente a la vida. Después de su madre, Angustias (casada con Lagartijo Chico), Lupe fue la única mujer con peso en su vida y, críticas al margen que la tacharon de cabaretera y mantis religiosa, también fue la alegría del torero hasta que 'Islero' le arrebató la vida en el coso de Linares.  

Otro nombre con gran peso en la estirpe taurina es Antonio Ordóñez. Se casó en 1953 con Carmen Dominguín, hija de Luis Dominguín y hermana de Luis Miguel Dominguín, y tuvieron dos hijas: Carmen Cayetana y Ana Belén. Quienes la conocieron resaltan su bondad, su alegría, su sentido del humor, su educación y belleza. Pero, sobre todo, la devoción que profesó siempre a su marido hasta que, en 1982, falleció debido al cáncer que padecía. Un año después, Antonio, se casó con María Pilar Lezcano.

En la historia de la tauromaquia del siglo pasado no podemos obviar a Curro Romero. El 'Faraón de Camas'​ se enamoró de Concha Márquez Píquer primero, con quien se casó y tuvo dos hijas, Conchitín y Coral, y de Carmen Tello después, con quien sigue compartiendo su vida alejado ya de los ruedos aunque no de las plazas.

José Ortega Cano también unió su vida a una de las voces más importantes de la copla española. Fue en 1995 cuando se casó con Rocío Jurado. Adoptaron a dos hijos, José Fernando y Gloria Camila​, y estuvieron juntos hasta que la cantante falleció en 2006. El de Cartagena rehizo su vida sentimental con Ana María Aldón, una frutera que le ha dado al diestro lo que más añoraba, un hijo biológico al que han llamado José María. ​

Francisco Rivera 'Paquirri' (1948-1989) se enamoró de Carmen Ordóñez, hija de uno de sus mentores. Con ella estuvo casado de 1973 a 1979 y tuvo dos hijos: Francisco y Cayetano. El espíritu libre e inquieto de Carmen le impidió adaptarse a la vida campestre que demandaba el torero. Requisitos que encontró en Isabel Pantoja, una joven cantante cuyo carácter aún estaba por descubrir y con la que se casó en 1983. El torero, en el punto más álgido de su carrera, y la cantante tuvieron un hijo, Francisco José  -a quien hemos conocido como 'Paquirrín' y ahora como Kiko-, cuya su pasión no son los toros ni el campo, sino la música. Muy diferente de sus hermanos, quienes sí heredaron de su padre, fallecido tras la cornada que le asestó 'Avispado' en el ruedo de Pozoblanco, la pasión por la tauromaquia. 

El  hijo mayor de Paquirri y Carmen Ordóñez, Francisco contrajo matrimonio con Eugenia Martínez de Irujo, duquesa de Montoro. Con ella tuvo una hija, Cayetana, pero poco más en común. El ritmo de la hija de la Duquesa de Alba casaba poco con el conservadurismo del primogénito de los Rivera. Sus vidas jamás transcurrieron en paralelo sino todo lo contrario. Ahora parece que Francisco ha encontrado la horma de su zapato en Lourdes Montes, abogada de formación y diseñadora de profesión, perteneciente a una familia acomodada de Sevilla, y con quien Francisco ha tenido otra hija, Carmen). 

En una línea sentimental muy parecida se encuentra su hermano Cayetano. Sendas modelos ha escogido el torero para compartir su vida. La primera, Blanca Romero, en quien no encontró la motivación que necesitaba ni para ser torero. La segunda, Eva González, de quien Cayetano ha dicho que es el amor de su vida y a quien convirtió en mujer en una ceremonia religiosa el pasado 6 de noviembre, cumpliendo uno de los sueños, hasta ahora negado, de Eva: casarse en su pueblo, Mairena del Alcor. 

Por otra modelo se decantó Alejandro Talavante, casado en su Olivenza natal en 2013 con Jessica Ramírez. La mejicana ha sabido entender los sacrificios de la profesión de su marido, con quien tiene dos hijos y disfruta de una vida en la tranquilidad que le brinda la dehesa extremeña.

De carácter tranquilo y devota de su esposa, es Estrella Morente. Casada con Javier Conde, la cantante hace honor a su último trabajo 'Amar en paz'. Paz de la que también disfruta Enrique Ponce junto a Paloma Cuevas, hija de su apoderado, Vitoriano Valencia. El de Chiva y su mujer, que tienen dos hijas, Blanca y Paloma,​ cumplirán el próximo año dos décadas de matrimonio y forman una de las parejas más estables del panorama taurino. Como estable también es la formada por Manuel Díaz 'El Cordobés' y Virginia Troconis.  Tras un matrimonio fallido con Vicky Martín Berrocal, del que nació su hija Alba, el diestro, que revolucionó los ruedos con su conocido 'salto de la rana', y Virginia Troconis forman un sólido matrimonio que disfrutan junto a sus hijos: Manuel y Triana.

Historia la de Manuel que comparte ciertas semejanzas con la de Jesulín de Ubrique, quien tras tener una hija con Belén Esteban, fue María José Campanario con quien decidió casarse y formar una familia junto a sus dos hijos: Julia y Jesús. 

Cerramos este repaso con Miguel Ángel Perera ha escogido como mujer a Verónica Gutiérrez, hija de otro de los grandes maestros que ocuparon los primeros puestos del escalafón, 'El niño de la Capea'. Se casaron en Salamanca en 2013 y este año ha nacido en Badajoz su primera hija, Carmen.

Síguenos en Twitter: @corazon_czn