Ana Obregón: "Tengo un mundo interior muy rico"

Ana Obregón y el remedio al acoso mediático “Tuve que poner distancia para ver si se olvidaban de mí”, nos cuenta Ana Obregón en ...

Ana Obregón viajó a Marbella para participar en la gala benéfica ‘Soul & stars’ y nos regaló su tradicional posado estival. El verano queda inaugurado.

Durante años, el verano no comenzaba hasta que Ana Obregón hacía su posado playero en biquini. Aseguró que no volvería a repetirlo, sin embargo, la actriz nos ha regalado unas bonitas imágenes a pie de playa, en las que ha sustituido el traje de baño por uno largo y de fiesta, de Rosa Clará (vea las imágenes del making of).

El motivo lo merecía: la gala benéfica 'Soul & Stars', que tuvo lugar el pasado 4 de julio, en Marbella.Ana colaboró como presentadora de este evento, organizado para recaudar fondos para dos ONG’s: Acción contra el Hambre y The Children for Peace, en la que ella está muy involucrada.

Hoy Corazón Háblenos de su participación en esta gala contra el hambre.
Ana Obregón
Llevo cinco años colaborando con The Children for Peace y presentando su gala en Marbella. Es una ONG que hace una labor excelente ayudando a los niños. Ahora, estaba en Miami con ensayos de mi nueva película, que empezamos a rodar en septiembre, y me he hecho 6.000 kilómetros para venir.

H.C. Los niños son su debilidad.
A.O.
Sí, desde muy pequeña, he sido consciente de que era una afortunada y debía ayudar a los niños. No hay derecho a que se mueran de hambre y que vivan como lo hacen en muchas partes del mundo. A los 20 años, ya colaboraba con los niños con síndrome de Down y fui directora general en ANDE, con 24. No me gusta ir a una gala benéfica y ponerme el vestido y el collar largo sin más; quiero aportar lo mío, que, en este caso, es presentar.

H.C. Vamos, que se moja...
A.O.
Sí. No voy a dar nombres, pero tengo que decir que hay muchos famosos a los que llamas y cuando es un tema benéfico, se dan a la escapada. Lo digo porque he colaborado en esta gala a nivel organizativo y me las he visto y me las he deseado para que vinieran a cantar artistas españoles. Por eso agradezco enormemente a Juan Peña que se haya prestado.

H.C. Háblenos de su película.
A.O.
Se titula 'The Portrait’s Secret' ('El secreto del retrato'), de la directora Janet Álvarez, y va a ser bastante controvertida. Interpreto a una cantante y me estoy preparando, porque sé que no lo hago bien. Es un filme complicado, porque se rueda en diversas partes del mundo y participan actores de 20 países.

H.C. ¿Va a seguir instalada en Estados Unidos?
A.O.
Llevo casi tres años viviendo entre Miami y España. La mitad de mi corazón está allí, porque tengo a mi hijo y es complicado. En el fondo, no estás en ningún sitio. Es un lío de horarios y la salud se resiente. Por eso, hasta que Álex acabe la carrera, me voy a plantear estar mucho más tiempo allí que aquí. Además, he firmado en Estados Unidos con una agencia muy importante de actores y me quieren full time allí.

H.C. ¿Qué está estudiando Álex?
A.O.
Dos carreras, Ciencias Políticas y Filosofía, en inglés y en una universidad superexigente.

H.C. ¿Es sobreprotectora?
A.O.
Para nada. Sobre todo, me considero muy buena madre, porque me dejo el resto en serlo. Viendo la educación que tiene Álex, su forma de ser, y cómo ha huído de la fama y de lo fácil, algo habré hecho bien. Él está en el Norte de Carolina y yo, en Miami. Nos separa un avión de una hora, pero no son 20. Me he perdido mucho de su infancia, porque he trabajado como una bestia, y ahora quiero estar cerca para lo que necesite.

H.C. ¿Cuál es su rutina en Miami?
A.O.
Depende de si estoy grabando o no. Allí practico mucho yoga –vinyasa– y llevo una vida maravillosa. Pensar que cruzas el charco y ya eres medio anónima es la felicidad más grande. He tenido que poner distancia para ver si se olvidaban un poco de mí. No podía más, llevaba 30 años de fama, de persecuciones y lo necesitaba. El mayor premio es la tranquilidad y la paz que tengo ahora.

H.C. ¿Pero no es contradictorio desear esa tranquilidad y dedicarse a la interpretación?
A.O.
Si trabajo en Estados Unidos, no necesito hacerlo en España. He tenido la suerte de hacerlo en el mejor país de series y de televisión, y vivir tranquila.

H.C. ¿Y si le ofrecen trabajo en España?
A.O.
Lo han hecho, pero he aprendido a decir que no, porque entre hacer una película en Estados Unidos y una serie aquí, prefiero allí, que es el sueño de todos los actores.

H.C. ¿Siente que no se la ha reconocido en su país?
A.O.
Aquí no, pero, por ejemplo, me han dado el premio a la mejor trayectoria en el Festival de Montecarlo. En España, salir en las revistas del corazón oscurece tu labor. Además, hay gente a la que le ha molestado que una mujer, a parte de hacer posados en biquini, haga una serie ella solita y sea una de las más vistas de la televisión. Eso escuece, porque para eso tienen una productora con un montón de cerebros y no llegan al 35% de share que tuve yo, en cuatro años, con Ana y los siete.

H.C. No sé si tiene pareja actualmente...
A.O.
No. Ni actualmente ni hace tres años. Estoy feliz (risas).

H.C. ¿Ha tenido suerte en el amor?
A.O.
He sido muy afortunada, aunque no me haya salido bien, pero a casi nadie le sale ya... He tenido hombres maravillosos a mi lado. Con la madurez, aprendes a valorar lo que has tenido y a vivir el aquí y el ahora. El presente que tengo es maravilloso.

H.C. ¿El amor de su vida está por llegar?
A.O.
El amor de la vida de uno es el de cada etapa. Hay alguno que me hubiera gustado que se prolongara, como el que tuve con Fernando Martín.

H.C. Uno tiene la sensación con usted de que nunca se la acaba de conocer...
A.O.
Soy bastante abierta, pero sí es cierto que tengo un mundo interior muy rico. Me lo he trabajado mucho y es complicado exteriorizarlo.

H.C. ¿Su único secreto para estar en forma es el yoga?
A.O.
Tengo la suerte de que puedo comer lo que quiero y no engordo. Me he cuidado más interiormente y me he mirado lo mínimo en el espejo. Creo que no me he operado de la vista para no verme bien en el espejo. La gente pierde mucho tiempo contemplándose. Me gusta el baile, que es mi pasión, el flamenco y el yoga. No me verás en un gimnasio levantando pesas, porque me parece absurdo trabajar para el musculito.

H.C. ¿Cuál es su asignatura pendiente en la vida?
A.O.
Todas. El día que uno deje de soñar, está muerto. Me gustaría tocar el piano, porque nunca he tenido tiempo para ello.

H.C. ¿Algún proyecto más rondando?
A.O.
Sí, llevo bastante tiempo esperando que haya dinero para poder llevar a cabo un proyecto titulado Yo fui reina, que es una visión de España a través de la vida de la Reina Victoria Eugenia. Quiero hacer algo que me apetezca de verdad y si no, prefiero no hacer nada en España.

H.C. ¿Qué planes tiene para el verano?
A.O.
Ahora viene el mejor mes del año, julio, que es cuando mi hijo vuelve a casa. Me encanta tenerle al lado. En agosto, estaré unos días con la familia en Mallorca. Nos juntamos unos 30, algo que me encanta. Y  sobre el 14 de agosto, regresaré a Estados Unidos para que Álex empiece la universidad.

¡Síguenos en Twitter: @hoy_corazon!