Romina Belluscio: "¿Boda? No hay mayor unión que tener un hijo con alguien"

Romina Belluscio, recién llegada de Ibiza Romina Bellsucio ha pasado el último mes en Ibiza junto a su familia, tal y como nos contó durante la presentación de ...

Presentadora, concursante de 'reality', novia y hermana de futbolista e hincha de River Plate hasta la médula. Hablamos con Romina Belluscio de la maternidad, de sus tatuajes y de balompié en una improvisada playa en pleno Paseo de la Castellana.

Llama la atención que no se considere una mujer 'sexy' y la afición, casi de 'barra brava', por el fútbol. Romina Belluscio nunca deja de sorprender. Y si no se lo creen, lean con atención todo lo que nos contó durante la presentación de una nueva cerveza de San Miguel. Sentadas en unas hamacas playeras, con arena propia de las costas españolas, la argentina nos hizo pasar un rato de lo más agradable en el Paseo de la Castellana de Madrid.

Hoy Corazón Ha sido elegida como imagen de la nueva San Miguel Fresca. ¿Con quién le gusta irse de cañas?
Romina Belluscio
A mí lo de las cañas fresquitas en una terraza con un amigo, es tan de verano y tan de España, que me encanta. Lo hago mogollón. De hecho, el único alcohol que bebo es cerveza.

H.C. ¿En Argentina no tienen la costumbre de salir a tomar unas cañas con sus tapas?
R.B.
No es tan común. Allí, como se como mucha barbacoa y mucha carne, somos más de vino tinto. Cuando vas a una terraza tomas un café. Es otro rollo. A mí me encanta lo de salir a tomar cervezas, ver a la gente, reírte y pasar un buen rato.

H.C. Con los amigos y con la familia, que acabas de despedirlos.
R.B.
Sí. La verdad es que cada vez me cuesta más despedirme de ellos. Lo pasé muy bien. Han estado todo el mes pasado y hemos estado en Ibiza. Pero sí es verdad que me da cosilla, porque les echo muchísimo de menos. Mi madre tiene tanto 'feeling' con Enzo y le extraña mucho cuando se marcha.

H.C. ¿Qué tal las primeras vacaciones de Enzo?
R.B.
Fantástico. Yo soy la madre y es verdad que hablo como tal, pero es un niño buenísimo, que se levanta siempre de buen humor. Se levanta con la sonrisa y se acuesta igual, y es algo que le agradezco, porque la vida es mucho más fácil con buen humor. Es maravilloso, porque te contagia.

H.C. Es tan buena la experiencia que repetiría.
R.B.
La experiencia es maravillosa y repetiría mil veces, porque creo que tener un hijo es lo mejor que me ha pasado en la vida. Pero es cierto que me apetece trabajar y poder compaginarlo con mi niño. Enzo tiene ya sus hermano, por lo tanto de momento me planto con uno. Quiero disfrutar de él.

H.C. ¿Cuánto te ayuda José -el exfutbolista José María Gutiérrez 'Guti'-?
R.B.
Yo sabía que era buen padre, pero no sabía cómo sería con un bebé. Sus otros hijos son ya más mayores. Me preguntaba cómo se apañaría con un recién nacido y, sorprendentemente, es un crack. Le cambia el pañal, tenemos la costumbre de que esté a la hora del baño para hacerlo los dos... Enzo siente adoración por su padre y siempre están de carcajadas y jugando. Le cuida mucho y se lo pasan fenomenal.

H.C. Te habrá ayudado que él ya hubiese pasado por la experiencia de ser padre.
R.B.
Me ha dado mucha tranquilidad. Yo soy madre primeriza y cualquier cosa que le pasa estoy alerta y lo paso fatal. Es el que me calma, el que me dice que esté tranquila y que no pasa nada. Ha sido un apoyo súper importante para mí. Él es más sereno; yo soy puro nervio.

H.C. La pregunta del millón: ¿boda?
R.B.
Ahora mismo te digo, no, para nada. Estoy muy bien como estoy. Es algo que te planteas como un modo de sellar una relación. Yo he estado casada anteriormente y nunca me he sentido tan comprometida y unida como con José. Un hijo es algo que te une para siempre. Estoy disfrutando de este momento, de esta tranquilidad. El embarazo fue complicado, porque había altas probabilidades de perderlo. Ha pasado eso, llegó mi niño, lo bautizamos... Y necesito disfrutarlo.

H.C. Tan fantástico es Enzo que se ha hecho un tatuaje en su honor.
R.B.
La gente ha flipado un montón, pero la verdad es que me apetecía muchísimo. Es un poema que me encanta y que me acuero que, cuando lo leí, pensé: "Tienes que amar tanto a alguien para identificarte y  sentir esto...". Cuando veo a mi hijo sé que es perfecto para él, porque le llevo en mi corazón.

H.C. Bueno, de un hijo es normal, pero ¿tatuarse algo por una pareja, que puede no ser para siempre?
R.B.
Tengo muchos tatuajes: uno por mi hermano; otro de una fecha especial; otro, efectivamente de José; el de mi hijo... Creo que hay que hacerlo por las pasiones, por la gente que de alguna manera te ha cambiado la vida de un modo positivo. Mi hermano ha sido siempre mi mejor amigo y es quien está a mi lado en cualquier momento, el padre de mi hijo al que adoro y mi hijo es mi vida. Me faltan dos pequeñitos en la muñeca por mi padre y mi madre, que les debo la vida. Y me planto, que duele mucho.

H.C. Hablando de dolor, la vimos en 'Splash!' saltando del trampolín. Hay que tenerlos bien puestos para saltar desde ahí arriba.
R.B.
Cuando me lo propusieron, estaba embarazada, estaba con una revolución hormonal espectacular y pensé que me iba a venir fenomenal hacer deporte. No tenía idea de cómo está el cuerpo de una mujer al mes de dar a luz: tírate del trampolín, entrena tres horas al días, cuida del niño por la noche... Fue una locura y kamikaze totalmente, pero fue una experiencia graciosa.

H.C. ¿Repetiría en un 'reality' de estas características?
R.B.
No. No es que la experiencia no fuese buena, pero cada uno vale para lo que vale. Yo tirarme desde un trampolín y darme 500 golpes al día, no valgo para ello. Lo pasé mal. Fue durísimo. La gente veía un salto que podía ser mejor o peor, pero para llegar a esto te habías pegado 1.500 golpes. Sobre todo en el pecho, que fue durísimo. No te imaginas el dolor, porque yo estaba dando de dolor. Lo pasé en el sentido de que físicamente no estaba al 100% ni mucho menos. No dormía por la noche porque Enzo era muy pequeño. Era demasiado para ese momento.

H.C. Como no hay que por bien no venga, todo ese deporte le ha servido para llegar a punto al verano a pesar de lo poco que hace que dio a luz.
R.B.
Totalmente de acuerdo. Yo me acuerdo que a las dos semanas alucinaba con cómo tenía los abdominales de fuertes. Claro que las palizas que nos pegábamos, es normal. Me vino bien para ponerme en forma y, además, el equipo era fantástico y fueron muy solidarios conmigo. Y, sobre todo, los profesores, que fueron fantásticos. 

H.C. Estando al lado de un exfutbolista y siendo argentina, ¿le gusta el fútbol?
R.B.
Me encanta. En Argentina las mujeres vamos al campo igual que los hombres. Mi hermano es futbolista y yo voy a sus entrenamientos desde los cuatro años. Me gusta y veo muchos partidos.

H.C. ¿Boca o River?
R.B.
River, por supuesto. Aunque pasamos una época complicada con el descenso, pero el sentimiento es para siempre. En Argentina se es hincha del mismo equipo aunque esté en tercera división.

H.C. Habitualmente se le considera uno de los cuerpos más 'sexys' de la televisión de nuestro país.
R.B.
Cuando entrenábamos, con todos los moratones que teníamos, ninguna nos sentíamos 'sexys' (risas). Hay quien se rompió el tímpano y yo me hice úlceras en las córneas. 

H.C. ¿Pero usted se siente 'sex symbol', al margen de esas semanas de sufrimiento?
R.B.
No, cuando la gente me lo dice me hace gracia, porque siempre visto normal, con vaqueros. ¿'Sexy'? Depende de quien te vea. Yo veo mucha gente que me parece súper 'sexy' y que ellos no se lo consideran. Yo creo que lo más 'sexy' es ser espontánea y natural, divertirse en cualquier situación.

H.C. ¿Qué proyectos tiene a corto plazo?
R.B.
Tengo uno en común con mi entrenador personal. Tengo otro tipo de propuestas para tele que estoy estudiando si puedo conciliar con mi bebé.

¡Síguenos en Twitter: @hoy_corazon!