Raquel Sánchez Silva, la única y verdadera 'superviviente'

  • Raquel Sánchez Silva tendrá que enfrentarse a la justicia italiana a su regreso de Honduras, donde presenta 'Supervivientes'.

Tiene Raquel Sánchez Silva la sonrisa más grande que el cuerpo. Placentina, por nacer donde se casó Juana la Beltraneja con Enrique IV de Castilla. Esta extremeña de ojos chiribitas y apariencia hiperactiva lleva sobre los hombros titulares desde que, 11 meses y ocho días después de casarse con Mario Biondo, la aciaga tarde del 30 de mayo de 2013 encontraron sin vida al hombre con el que quería tener su primer hijo.

La vida le dio un zás en todos los planes personales que tenía. Y ahí comenzó un ejercicio de supervivencia saltando vallas de cotilleos, dudas escritas en negro sobre blanco y acciones judiciales cruzadas con la familia del que había sido su marido.

Pero Raquel, que ya ha cruzado el rubicón de los 40, le ha echado fuerza al futuro, porque no ha tenido fácil el pasado. Lleva desde 1995 mirando a cámara. Desde aquella TelePlasencia, pasando por TVE, Canal+, Cuatro y, ahora, Telecinco. 

Le han tocado los directos más difíciles en los programas menos fáciles. En un repaso rápido recordemos su presencia en Acorralados, Perdidos en la tribu, Perdidos en la ciudad, Expedición imposible y, ahora, varias ediciones de Supervivientes.

Justo en esta última, de todos los que están allí, parece la única y verdadera que se merece el título del programa. Es la que más ganas pone. Todo un ejemplo para muchos de los concursantes mascachapas y posturitas que, a la más mínima dificultad, están pidiendo el billete de vuelta.

A ellos les espera al regreso la fatua fama de pacotilla, las peleas de plató y cuatro bolos. A ella aún le está aguardando una parcela de calvario porque la Justicia italiana quiere que declare, aún, por el triste asunto del 30 de mayo. Como si no tuviera bastante con el dolor que esconde con tanta fuerza.

Una indiscreción...

Tiene morbosas condiciones para convertirse en el libro más leído en Hollywood. Lo está escribiendo Michael Motes, que fue padrastro de Julia Roberts y su presunto abusador sexual cuando era niña. Julia, que está pasando por el peor de sus momentos tras ser culpabilizada de la muerte de su hermana, va a tener que revivir aquel oscuro pasado. Motes ha anunciado la publicación de ese libro que dice que escribe para dar su versión de los hechos.

...y una pregunta

 ¿Quién es la famosilla que dejó al famoso para irse con otro al que está a punto de dejar?

¡Síguenos en Twitter: @hoy_corazon y @jesuslocampos!