Semana de Pasión en la portada del número 336 'Hoy Corazón'

Málaga y Sevilla reunieron un año más a muchos rostros conocidos fieles devotos de las procesiones de Semana Santa. Les ofrecemos las imágenes de todos ellos, entre los que se encuentran la baronesa Thyssen y Antonio Banderas, que se llevó a su tierra natal a su hija, Estella del Carmen, a su mujer, Melanie Griffith, a la hija que esta tuvo con Don Johnson, Dakota Johnson, y a su novio. 

Famosos en Baqueira: una semana para el deporte blanco

La conocida estación de esquí, situada en el Pirineo catalán, ha vuelto a convertirse en punto de reunión de los rostros más conocidos dentro de nuestras fronteras. Estos días se han dejado ver por allí la Infanta Cristina, acompañada por sus cuatro hijos, y Borja Thyssen y Blanca Cuesta, entre otros.

Geraldine Chaplin: “Tener un hijo significa no dormir tranquila nunca más”

Le da miedo la muerte y una vejez en la que es consciente que ya se ha instalado. Y cree que, precisamente por el paso del tiempo y por las arrugas de su rostro le dan papeles en películas de miedo. La última, de la que nos habla en Barcelona, ‘Panzer chocolate’.
“Recuerdo a mi padre varias tardes sentado frente al fuego y yo mirándole, sin hablar, solo contemplando al gran hombre que era”.
“Hace 34 años vi a Patricio Castilla y dije: ‘Ese, para mí’. Lo vi y me enamoré de él”.
“Tengo arrugas y doy miedo a los niños. ¡Es lógico que me cojan para películas de terror!”

Y además… 

Eugenia de York busca su sitio
Coincidiendo con su vigésimo tercer cumpleaños, la hija del príncipe Andrés y Sarah Ferguson se prepara para su nueva vida. Adiós a los privilegios de formar parte de la llamada lista civil de la casa real británica. Tras licenciarse en Literatura y Arte, toca ponerse a trabajar.  Les descubrimos cómo es la vida de la nieta de la Reina Isabel.
“Es una indiscutible líder y hay un matiz de rebeldía en ella”, dice de ella su padre.

20 años de la muerte de Don Juan, el padre de un Rey 
Es imposible entender cómo vivió y murió el Conde de Barcelona sin conocer cómo fue la relación con su hijo. Un vínculo en el que la severidad y la admiración, en el que las esperanzas y los profundos afectos fueron contaminados por la política y la historia hasta llegar al conflicto. 
“No quería ceder a la ternura por miedo a hacer de mí un mimado”, ha contado el Rey.