Unos pecados veniales y dos bodas confirmadas

Esta semana les cuento varios pecados veniales que me han soltado y si no se los digo, reviento: Eugenia Suárez, la última novia –de momento– de David Bisbal, es adicta a oler al cantante que usa un perfume que huele a (apunten): bergamota, lima, albahaca, violeta, jazmín, nenúfar y sándalo. Toma ya. Es su propia marca 'Fresco y vital' y parece que es efectivo. 


Por su parte, Cristiano Ronaldo, de vacaciones, solo le da al pescado, exactamente a estos tres: dorada, emperador y róbalo. En una terraza, en Ibiza, escucharon decir a Claudia Schiffer que hace años descubrió el secreto para que su cabello permanezca brillante. Una vez a la semana se lo enjuaga con cerveza. No especificó la marca.

No sé si utilizará también ese truco Sonia González, la novia de Juan Peña (el cantante que susurra a las damas), guapa y divertida. Me confiesa en broma que toda su familia está ya con las pamelas dispuestas para la boda pero que Juan no acaba de pedirle que se case y Juan se parte de risa. Le ponemos entre ella y yo contra las cuerdas y termina confesando que la boda será el año que viene seguro. Y Sonia añade: «Y en Albacete». Por cierto los que tengan la suerte de ver el canal de Castilla La Mancha no se la pierdan, que sale por las mañanas.

Feliciano López no sabe todavía que está en la lista como posible ganador de los premios Pata Negra que otorga Álvaro Luis, decano de la radio del corazón, que el 22 de julio comienza una gira de un mes por todas las costas para celebrar 40 años ya de 'Caliente y Frío', el programa que más exclusivas ha dado de la cosa del 'cuore'.

Y hablando de Feliciano, me declaro muy fan de su amor, Alba Carrillo, otra que es probable que se case el año que viene. Alba tiene la cabeza muy bien amueblada y está feliz con el tenista.

Una indiscreción 
Beyoncé metió la patita en el programa de Oprah, a quien ha destronado como la más poderosa en la lista 'Forbes'. Su consejo para adelgazar está desestimado por cualquier médico. Fíjense la barbaridad: “Perdí 10 kilos tomando un batido de jugo de limón, jarabe de arce, cayena y agua 12 veces al día y además me ayudé con laxantes a base de hierbas”. Después pidió disculpas. Los médicos dicen que algo así puede llevar a la muerte.

Y una pregunta
¿Qué dos tertulianos televisivos están enganchados de pasión, aunque él está casado?