Paz Vega: "Para mi es un honor que me comparen con Penélope Cruz"

  • Después de meses trabajando en Hollywood, Paz Vega ha vuelto a España para cumplir con diferentes compromisos publicitarios. Durante el evento de presentación como imagen de L'Oreal, la actriz ha querido desmentir los rumores que la vinculan con una supuesta enemistad con Penélope Cruz, así como con la anorexia. 

Paz Vega ha vuelto de Estados Unidos dispuesta a atajar los rumores sobre su extrema delgadez sin dejar de derrochar simpatía e ilusión por la nueva vida que está emprendiendo en el país junto a su marido Orson y sus 3 hijos. "Echo de menos España, echo de menos mi familia... Es una aventura muy bonita, estoy contenta allí, pero tengo mi medio pie aquí y estoy encantada de estar aquí y feliz de comer jamón".

La actriz ha venido a España como embajadora de lujo de la firma L' Óreal
y ha querido cortar de raíz los rumores sobre su presunta anorexia y apuntando que ella es de complexión delgada. "Se ha hablado de un trastorno alimentario y eso es algo muy serio. Poner así a cualquiera porque esté delgada es peligroso porque hay mucha gente que está sufriendo esto". Y añade: "Siempre he sido así. Tengo que tener cuidado para no adelgazar porque en el momento que pierdo una comida lo noto".

Paz no duda en deshacerse en elogios hacia su compañera Pe. "Penélope es una actriz maravillosa, representante de la belleza española, luchadora, digna de admiración. Para mí es un honor que me comparen con ella". Ambas son dos actrices españolas en Estados Unidos, pero entre ellas no existe la rivalidad. "En Estados Unidos y aquí hay papeles para todas".

La sevillana no puede disimular el amor y la predilección que siente por su marido, Orson. "Es una persona que me ayuda, que colabora conmigo. Es la persona en la que confío, una persona que me apoya, sin nada de por medio. Es muy bonito, trabajamos juntos y lo pasamos fenomenal". Y señala el secreto de su amor: "Compartir el día a día, en las penas, en las alegrías, en la salud, en la enfermedad, complementarnos. Ser felices, intentar reírnos y es fundamental no acostarnos enfadados".