Alberto y Paola de Bélgica se despiden de su pueblo con un viaje de tres días

  • Alberto y Paola de Bélgica están visitando varias ciudades del país antes de despedirse del trono, algo que sucerá el próximo domingo por la mañana.

Tres días de 'gira' recorriendo varias ciudades del país del que han sido reyes durante los últimos 20 años. Alberto de Bélgica y su esposa, Paola, han iniciado un viaje para despedirse de las tres comunidades que representan el país: la froncófona, la flamenca y la germanófona.

Porque ya está todo preparado para que el próximo domingo dejen de reinar y cedan el testigo a su primogénito, Felipe de Brabante, y la esposa de este, Matilde de Bélgica. Se hará efectivo así lo que ya anunciara el propio Alberto el pasado 3 de julio en un mensaje televisado y radiado a la nación.

Un día antes de que el cambio regio se lleve a cabo, tendrá lugar en el Palacio de Bellas Artes de Bruselas el concierto 'Preludio de una Celebración Nacional' y a las 19.00 tendrá lugar el 'Baile Nacional' en la plaza del Jeu de Balle de la misma ciudad, con la presencia de los Reyes y de los todavía príncipes Felipe y Matilde.

La ceremonia de abdicación tendrá lugar en la catedral de San Miguel y Santa Gúdula, en Bruselas, un marco que tanto a los reyes salientes como los entrantes les trae el mejor de los recuerdos, porque allí es donde ambas parejas se dieron sus respectivos 'sí, quiero'.

En ese templo, a las 7.30 de la mañana, se oficiará un 'te dum', tras lo que el rey presentará de manera oficial su renuncia al trono. Aproximadamente a ls 10.45, Felipe jurará como séptimo rey de los belgas ante de los representantes de las dos Cámaras en el edificio del Parlamento Federal y continuación se dirigirá a la llamada Columna del Congreso para rendir homenaje al soldado desconocido.

¡Síguenos en Twitter: @hoy_corazon!