La monarquía británica saca pecho después de la boda de Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton. Sólo así se explica que Carlos de Inglaterra y su esposa Camilla den la previsión del tiempo en la BBC para conmemorar los 60 años de la cadena en Escocia.

La parte más chistosa de Carlos de Inglaterra salió a relucir este jueves cuando apareció en pantalla presentando, entre bromas, la previsión del tiempo en la BBC escocesa. Y eso que ya le habíamos visto planchar...

El Príncipe Carlos y su esposa, Camilla, visitaron la sede de la BBC en Glasgow para conmemorar el 60 aniversario de la cadena pública en Escocia... Y el heredero al trono aprovechó la ocasión para ponerse en la piel de un hombre del tiempo.

La presentadora Sally Magnusson anunció que estaba encantada presentar a un nuevo miembro del equipo de información meteorológica y le dio paso diciendo: "Su Alteza...".

El Príncipe Carlos empezó entonces a hablar con el mapa del tiempo a su espalda y, con bastante naturalidad, explicó que la previsión era de "frío, lluvia y viento con temperaturas de ocho grados", por lo que el heredero al trono británico bromeó diciendo: "Gracias a Dios, este fin de semana no es puente".

El mapa que apareció en pantalla contaba con la particularidad de señalar especialmente las residencias que la familia real tiene en Escocia (Balmoral, Dunfries House y el castillo de Mey).

El príncipe utilizó el típico 'teleprompter' con el que los presentadores leen el guión, anunció "potenciales ráfagas de viento sobre Balmoral" -su residencia real favorita- por lo que exclamó de manera espontánea: "¿Quién demonios ha escrito esto?".

Su esposa Camilla también hizo un intento como mujer del tiempo, que más tarde emitió la BBC, en el que se mostró mucho más rígida e incomoda que su marido, quien, tras unos segundos de inseguridad, se soltó y parecía divertido con su papel.