Estelle de Suecia, junto a sus padres, Victoria de Suecia y Daniel Westling, disfrutó de la final del torneo de tenis de Estocolmo disputa ayer. Sobre la pista, el español David Ferrer no pudo vencer a su oponente, el búlgaro Grigor Dimitrov. La pequeña princesa se lo pasó en grande en la grada haciendo, incluso, que a toda una leyenda sueca de este deporte, Jonas Bjorkman, se le cayera la baba con la pequeña.

¡Síguenos en Twitter @hoy_corazon!