La familia real belga, bajo el acoso incesante de los escándalos

  • El reinado de Alberto II está marcado por infidelidades, desvíos de fondos y polémicos viajes de varios miembros de la Casa Real.

 El próximo 9 de agosto de 2013 el Rey Alberto II de los Belgas hubiese celebrado su vigésimo aniversario en el trono. Su último año como Rey de los Belgas ha sido especialmente controvertido. A la polémica fundación de la Reina Fabiola se unía su supuesta paternidad.

Alberto II había reconocido su relación extramatrimonial con la baronesa Sybille de Selys Longchamps, sin embargo, nunca admitió haber tenido una hija ilegítima. Su relación con la baronesa se inició en 1967 cuando aún era Príncipe de Lieja y duró diez años. Délphine nació en 1968, pero no fue hasta su mayoría de edad cuando supo que el Rey era su padre.

Ahora es Délphine quien reclama ser reconocida como hija del Rey de los Belgas en los tribunales. Ante la imposibilidad de que sea citado en las Cortes por su condición de Jefe de Estado, Délphine solicitó que fuesen los Príncipes Felipe y Astrid quienes se sometiesen a la prueba de paternidad. El próximo 3 de septiembre, los representantes legales de ambas partes se reunirán para fijar el calendario del caso.

Si quieres leer el artículo completo, entra en ABC.es.

¡Síguenos en Twitter: @hoy_corazon!