Parece ser que la primogénita de los Reyes y su ex marido siguen compartiendo gustos. Por eso, ambos coincidieron este miércoles en la madrileña plaza de toros de Las Ventas, en una tarde en la que el diestro José María Manzanares volvió a salir a hombros por la puerta grande.

Era uno de los encuentros más esperados por los medios de comunicación. Tras varios meses sin coincidir en el mismo lugar, la infanta Elena y Jaime de Marichalar por fin se reencontraban en Las Ventas.

Eso sí, cada uno llegó por su lado y acompañado de sus respectivos amigos y, por lo tanto, escogieron sitios diferentes para sentarse. Sin embargo, el destino decidió que sus asientos no estuvieran muy lejos el uno del otro. Así, los dos se sentaron casi en primera fila.

Doña Elena y Jaime no fueron los únicos en acudir a disfrutar de una tarde de toros en plena Feria de San Isidro. Algunos incondicionales taurinos también se dejaron ver por allí: Cari Lapique y Nuria González, Ramón García y su mujer Patricia, Marián Camino y su madre Mari Ángeles Sanz o el torero Miguel Abellán, que esta vez vio al toro desde la barrera, en calidad de espectador.