Los Reyes de España y los Emires de Qatar estrecharon aún más los lazos que les unen, con una cena en un restaurante de lujo de Madrid.

Don Juan Carlos y Doña Sofía llevaron a los EmiresHamad Bin Jalifa al-Thani y a su esposa, la jequesa Mozah Bint Nasser, a una cena en el Restaurante Horcher, situado en frente del Parque del Retiro de Madrid.

Entre grandes medidas de seguridad, los Reyes y los Emires degustaron una cena lejos de los ajetreos y la pompa del protocolo en uno de los restaurantes más exclusivos de la capital.

La jequesa Mozah Bint Nasser volvió a llamar la atención por su impecable estilismo. La esposa del jeque lucía una chaqueta de color gris marengo, pantalones a juego, y una larga cadena de oro. Sin olvidar, por supuesto, el gorro que como siempre cubre su cabeza.

A la salida, Don Juan Carlos se despidió con un beso en la mano de la jequesa Mozah Bint Nasser y del emir qatarí, Hamad Bin Jalifa al-Thani. Mientras, Doña Sofía intercambiaba besos con la jequesa, demostrando la complicidad que une a ambas. 

Una visita que ha servido para comprobar el grado de amistad que tienen las dos familias reales.