A menos de un mes para que llegue la Navidad, es hora de empezar a pensar en la decoración y los adornos con los que vestiremos de gala nuestro hogar para celebrar las Fiestas. Si la semana pasada te dábamos unas cuantas ideas de plena tendencia, con los tonos pastel y el plata como protagonistas, hoy nos centramos en las propuestas más clásicas.

El rojo, el verde, el blanco y los destellos dorados se convierten en los protagonistas de la decoración de Navidad en los hogares más clásicos. Estos colores nos transportan a nuestra infancia, nos traen un sinfín de recuerdos, pero no solo eso: son muy fáciles de combinar y aportan elegancia a la decoración de nuestro hogar. 

A la hora de decorar nuestro árbol de Navidad, el verde del abeto se funde con el rojo de las bolas que lo adornan, con detalles en blanco nieve, y se salpica de elegantes destellos dorados que nos recuerdan a las estrellas de un cielo de invierno.

La iluminación también jugarán un papel protagonista en nuestra decoración navideña más clásica. Más allá del árbol, no dudes en llenar de luces los cercos de las ventanas o las puertas, incluso el techo. La oferta es amplia, y tienes desde las clásicas luces blancas con tecnología LED, hasta bombillas amarillas que dan un aire 'retro' o adornos de estilo 'rustic chic' con tarros iluminados.

Y por último, no descuides la manera de la que vestirás las mesas durante las cenas y comidas que celebres en tu casa estas Fiestas. Además de sacar tu mejor vajilla, cristalería y cubertería, apuesta por la misma combinación verde-rojo-blanco-dorado a la hora de elegir los manteles y el menaje, y juega con adornos  naturales como unas ramas de bayas rojas con piñas dibujando un camino en el centro junto a unas velas que aporten una luz cálida. 

​Todo esto y más puedes encontrarlo en el nuevo folleto digital de AKI y en tu tienda AKI más cercana donde, además, sus expertos pueden ayudarte a decorar tu casa de forma fácil y original.