Si estás harta de vivir entre cuatro paredes, sigue leyendo. Hemos dejado volar nuestra imaginación y hemos transformado un lienzo en blanco, como es la pared, en una de las zonas más originales de nuestra casa. Con telas, cuadros, fotos, vinilos, espejos… Nuestras propuestas no tienen límites, no suponen un gran desembolso y dan un toque personal a cualquier habitación.