Famosos con causa

  • Son muchos los famosos de todo el mundo que prestan su imagen a causas solidarias conscientes de que su peso social puede ayudar a atraer la atención de los medios sobre multitud de temas que, de no ser así, podrían pasar desapercibidos.

Sin embargo, a pesar de que la gran mayoría de los que ponen su granito de arena en romper con el aspecto frívolo del universo de las celebrities lo hacen por puro altruismo, lo cierto es que otros tantos famosos lo hacen con un por qué y están implicados de manera muy activa en diferentes organizaciones porque las causas por las que luchan les tocan muy de cerca.

Bien porque los afectados son ellos mismos, bien porque lo está alguno de sus seres queridos, lo cierto es que los famosos también son de carne y hueso y sienten y padecen como cualquier otro mortal. Por eso, ponen su fama a disposición de una buena causa, con la intención de que los medios de comunicación se hagan así eco de las voces de miles de personas anónimas que “comparten” enfermedad y causa con rostros tan conocidos como Josep Carreras, Liz Taylor, Cindy Crawford, Belén Rueda o el mismísimo Barack Obama.

Belén Rueda: Desde que en 1996 Belén Rueda perdió a su hija María, de tan sólo unos meses de edad, a causa de una dolencia cardiaca, la actriz y presentadora se ha mostrado muy entregada a diferentes causas benéficas a favor de los niños

enfermos. Por eso, desde 2004 es presidenta de honor de la Fundación Menudos Corazónes, una organización sin ánimo de lucro que trata de promover la curación, el desarrollo integral y la mejora de la calidad de vida de los niños y adolescentes que padecen cardiopatías congénitas, así como facilitar a los familiares los duros momentos por los que hay que pasar cuando se tiene un hijo con esta enfermedad.

Barack Obama: El actual presidente electo de los EEUU no ha dudado en apelar a los sentimientos de los norteamericanos en su discurso, como cuando en uno de
sus mítines habló de su suegro ya fallecido, que durante décadas padeció Esclerosis Múltiple.
Por eso, el primer afroamericano que ocupará la Casa Blanca afirma que "cuando activistas de la Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple visitan mi despacho los escucho; algunas historias dan esperanza, otras hacen llorar; pero todos saben de mi determinación por pasar a la acción".

Cindy Crawford: Jeff, el hermano pequeño de la supermodelo, murió con tan sólo   

4 años a causa de una leucemía. Por eso, la que es considerada como una de las mujeres más sexys del mundo, colabora desde hace más de 20 años con su esfuerzo y con sus aportaciones económicas con el programa oncológico infantil de la Universidad de Wisconsin. Además, Crawford es la presidenta de Kids With Courage (Niños con Coraje).
Lance Armstrong: "Live Strong" es la frase que, grabada en una pulsera de goma
amarilla vistió las muñecas de millones de personas y el mensaje con el que el deportista concienció al mundo de que haber padecido un cáncer de testículos no tiene por qué estar reñido con ser siete veces campeón del Tour de Francia. A través de su Fundación, el americano colabora en la lucha contra el cáncer, y hace a penas unos meses ha anunciado a través de su página Web que vuelve a la élite del ciclismo para hacer más visible su causa.

Liz Taylor: Sin duda, labios,sensuales,famosas,53471,04,2008.html">Elisabeth Taylor es una de mujeres más seductoras de la historia del cine. Sin embargo, a pesar de tener una carrera envidiable en la

gran pantalla la actriz ha destacado en los últimos años por su importante labor como mecenas e imagen de la lucha contra graves enfermedades. A pesar de que ella padeció un tumor cerebral, sus esfuerzos han ido dirigidos al apoyo a los enfermos de Sida, especialmente tras la muerte de su amigo Rod Hudson a causa del VIH, y de cáncer. Su importante labor humanitaria le valió en 1992 el Premio Principe de Asturias a la Concordia.
Michel J. Fox: Bajo el lema "No sólo financiamos investigación, financiamos resultados", la fundación del actor ha destinado ya 128 millones de dólares a
estudios dirigidos a conocer mejor las causas del Párkinson, la enfermedad que J. Fox padece desde muy temprana edad, así como posibles tratamientos que puedan paliar sus síntomas o, en un futuro, erradicarla. Sin importale los temblores incontenibles a los que le tiene subyugado este cruel padecimiento, el intérprete se ha erigido como abanderado de los enfermos de Párkinson y recorre el mundo de conferencia en conferencia haciendo visible su lucha.

Luz Casal: La cantante española ha demostrado una vez más que "no le importa nada" y que, mucho menos, una enfermedad como el cáncer de mama le va a
  vencer. A todos nos sorprendió hace poco más de un año cuando, a través de unas declaraciones oficiales, anunciaba que se retiraba momentáneamente de los escenarios para poder recuperarse de su enfermedad. Ahora, con más fuerzas que nunca, Luz ha vuelto a la canción con un mensaje que dejó patente en el concierto con el que se conmemoró en Madrid el Día Mundial contra el Cáncer de Mama: este mal, hoy, tiene cura.
El 14 de julio de 1988 nació la Fundación contra la Leucemia Josep Carreras, creada por el tenor tras padecer esta enfermedad y asegurar que en su
recuperación fueron tan importantes los procedimientos clínicos ultrainnovadores que le aplicaron como los mensajes de solidaridad y apoyo que recibió por miles de personas de todo el mundo. Así, desde hace 20 años, el que es uno de los más grandes cantantes líricos a nive mundial se ha entregado en cuerpo y alma, junto con su familia y un prestigioso equipo científico, a la lucha e investigación contra esta enfermedad.

Como "el proyecto de mi vida". Así presentó hace unos meses la periodista Isabel Gemio la Fundación para la investigación de distrofias musculares que lleva su
  nombre. Madre de un niño afectado, desde hace años la presentadora y locutora de radio ha estado involucrada en todo lo que ha tenido que ver con este tipo de patologías de forma anónima. Sin embargo, hace poco más de un año, Isabel decidió usar su popularidad mediática como bandera de todos los pacientes de este mal que, de momento, no tiene cura pero que, con su granito de arena, la gemio trata de "acelerar la investigación"