Con una timidez que no es propia de su currículo, Karina Kvasniova se presenta como el nuevo rostro revelación de La Sexta, incorporándose al equipo de profesionales que darán cobertura al Mundial de Baloncesto de Turquía. Sin embargo, si todas las miradas han comenzado a centrarse en ella días antes de que arranque la competición es por otro motivo: muchos la señalan ya como la nueva Sara Carbonero. En versión rubia, eso sí.

De padre ruso y madre lituana, Karina, que habla cinco idiomas (lituano, ruso, polaco, inglés y español), vino a nuestro país a estudiar un máster de periodismo deportivo y nuestra cultura le fascinó. Aquí conoció a su marido y aquí quiere comenzar una nueva etapa profesional. Esta guapísima periodista ha sido comparada con Sara Carbonero por su belleza y promete ser una de las caras más populares de la pequeña pantalla.

- Te incorporas al equipo de La Sexta y además para cubrir un mundial, ¿cómo afrontas este nuevo reto en tu carrera?

- Es un reto muy grande para mí, porque es un nuevo país, nueva gente con la que voy a trabajar, me enfrento a un nuevo ambiente y otro estilo de trabajo y lo más importante que a partir de este momento todo el trabajo es en español. Nunca he trabajado íntegramente en español, así que para mí es un gran reto.

- ¿Qué hace una lituana en España?

- (Suspira) Bueno, mi marido es español, es el principal motivo. Hace cuatro años vine a España para estudiar y me gusto tanto el país que siempre pensé que me quería quedar aquí a vivir, estaba convencida de que algún día vendría aquí para quedarme, todo esto sin conocer aún a mi marido. Después lo conocí... y mírame (risas).

- ¿Lo conociste a él durante ese periodo en España?

- Sí, lo conocí un mes antes de irme de España a París y decidimos probar a ver que tal nos iba. Y nos debió ir bien, porque llevamos cuatro años juntos

- Muchos te consideran ya la Sara Carbonero del baloncesto: ¿qué te parece?

- Yo la admiro mucho como profesional, pero las comparaciones nunca me han gustado. Siempre se tiende a lo mismo, cada vez que aparece un nuevo jugador de tenis que tiene proyección, se dice: "el nuevo Rafa Nadal", pero eso no es así porque aunque sean muy buenos los dos siempre serán diferentes. Nosotras somos muy distintas, personas diferentes que, encima en este caso, hasta venimos de países diferentes.

- ¿Crees que en los tiempos que corren la imagen es lo más importante para televisión?

- Siempre han dicho que una buena imagen es importantísima para televisión pero no creo que baste con eso. Ser guapo no es suficiente, tienes que ser bueno en los que haces y saber comunicar. Si no, da igual cómo seas. Yo la verdad que aquí le tengo que dar las gracias a mis padres porque siempre me dijeron que estudiara para que nadie me pudiera decir que estaba aquí por un físico, así que les hice caso y estudié mucho, hablo cinco idiomas, soy licenciada en periodismo y filología inglesa y tengo un máster en periodismo deportivo.

- A ver quién se mete contigo con ese currículo...

- ¡Pues todavía hay quien dice que soy solo un físico! Pero yo estoy muy tranquila, sé que no es así.