Miguel Gila

Miguel Gila

Miguel Gila
12 de marzo de 1919
14 de julio de 2001

Es el inolvidable humorista del teléfono, elemento que le acompañaba durante la mayoría de sus actuaciones. El éxito le llegó en 1951, cuando actuó en Madrid como espontáneo en el teatro de Fontalba, donde contó un improvisado monólogo sobre su experiencia como voluntario en una guerra, temática que centraría sus números más recordados. Durante 26 años permaneció en América, actuando desde Canadá a la Patagonia y regresando definitivamente a España en 1985. Sus actuaciones consistían casi siempre en un fingido diálogo telefónico, casi siempre con “el enemigo”, lo que se convertía en un simpático monólogo. Falleció el 14 de julio de 2001 en Barcelona.
Luchó como voluntario en la guerra e incluso fue detenido y fusilado. Afortunadamente el pelotón falló gracias a la borrachera que llevaba. Gila siempre recordaba con humor “me mataron mal”.