Ni el apuesto Jorge Fernández. Ni el simpático Pablo Motos. Ni los líderes de las listas de ventas “El Canto del Loco” o Amaral. Ni las atractivas actrices de “Amar en tiempos revueltos”. Ni el “Follonero”. Este año, el rey del paraíso de los Premios Ondas se llama Miguel Ángel Silvestre.

Si durante la tradicional recepción que los máximos dirigentes de la Cadena Ser ofrecen a los galardonados en el palacete Albéniz de Barcelona, el castellonense fue el más solicitado, el más entrevistado, el más tocado, el más fotografiado, el más ovacionado y el más grabado; en la ceremonia celebrada en el Teatro del Liceo y presentada por Carles Francino, Gemma Nierga, Mercedes Milá y Paula Vázquez, El Duque no fue menos protagonista

Cuando apareció sobre el escenario, el patio de butacas se venía abajo. Aplausos, vítores y algún que otro “guapo” compusieron la banda sonora al ritmo de la que Miguel Ángel Silvestre recogió el “Premio Ondas al Mejor Actor de Ficción Nacional” por su papel protagonista en la serie de Tele 5 Sin tetas no hay paraíso”. La estrella que más brilla de la parrilla de la cadena de Basile, agradeció, emocionado, el galardón al tiempo que reconocía que todavía hoy se sorprende del éxito de la producción, especialmente, "por cómo ha llegado a conectar con el público".

Sin embargo, El Duque no fue el único premiado en “Los Emmy españoles”. La banda liderada por Dani Martín y David Otero, “El Canto del Loco”, recogieron el reconocimiento como “Mejor grupo español” entre una cálida ovación, así como el equipo del programa “El Hormiguero”, capitaneado por Pablo Motos, merecedores de su Ondas como “Mejor Programa de entretenimiento”.

La redacción de deportes de la Cadena Ser ha recogido el galardón a la “Mejor Cobertura Informativa” por su trabajo en los JJOO de Pekín y la Eurocopa de fútbol.

Javier Cárdenas ha recibido en nombre de "Atrévete" (Cadena Dial) el Ondas a la “Innovación radiofónica”; y la periodista Pepa Fernández, de Radio Nacional de España (RNE), ha recogido el premio a su “Trayectoria”, compartido con Canal Sur Radio, por sus 20 años en antena.

En las más de dos horas que duró la velada en el Liceo, uno de los momentos más cómicos lo protagonizó el actor Santi Millán, que se "trasladó" al infierno para entrevistar a un Franco "contento por haber formado un grupo muy majo con Adolfo (Hitler), Benito (Mussolini) y Augusto (Pinochet)".

Otro de los pasajes más divertidos llegó de manos de “El Follonero” Jordi Évole (“Ondas a la Innovación Televisiva” por "Salvados por la campaña") que apuntó que "nunca había visto a tantos jefes de Prisa aplaudiendo a un programa de La Sexta" y, con un casco azul sobre su cabeza, pidió un armisticio en la guerra mediática entre ambos grupos de comunicación.

Asimismo, por el atril de los premios han pasado el equipo de "Callejeros" (“Ondas al mejor programa de actualidad”, Cuatro) y Jorge Fernández (Antena 3), “Ondas al mejor presentador”.

El periodista colombiano Herbin Hoyos, de Caracol Radio, recogió el caballo alado como ganador del “Ondas Iberoamericano de Radio y Televisión” por su programa "Las voces del secuestro".

Además, como es habitual en las galas de los Ondas, la entrega de los premios se amenizó con actuaciones musicales nacionales e internacionales, entre ellas la de Amaia Montero, ex vocalista de La Oreja de Van Gogh; una Katy Perry ataviada de flamenca; Pitingo, acompañado de Juan Carmona; y Rosario Flores (premiada en la categoría de “Mejor Álbum” por “Parte de mí”), que interpretó el mítico “No dudaría” en recuerdo de su hermano Antonio.