Penélope Cruz y Javier Bardem contrajeron matrimonio a principios de este mes en las islas Bahamas después de meses de rumores sobre su presunto enlace, confirmó hoy la agencia que representa a la actriz española.

En un escueto comunicado, el jefe de prensa de Kuranda, Antonio Rubial, informó de la boda de la famosa pareja, que al parecer tuvo lugar "a principios del mes de julio en Las Bahamas, en casa de unos amigos" y a la que "sólo asistieron a la ceremonia sus familiares".

La noticia del enlace, que llega después de meses de especualciones en los medios sobre un posible "sí, quiero", ha aportado pocos más detalles. Sin embargo, a pesar de no tener imágenes de los novios, ni de la ceremonia, lo que sí se ha filtrado ha sido quién ha vestido a Penélope. Nada de moda española, ni tampoco aquel modelo adornado con perlas naturales de L’Wren Scott del que se habló hace unos meses. El elegido para poner su firma en tan señalado día no ha sido otro que John Galiano, el diseñador de la casa Dior.

Se casan, no se casan, se casan...

La revista InTouch pronosticó en noviembre de 2009 que los actores se casarían antes de Navidad del año pasado y se aseguró que un anillo que lucía la actriz en sus apariciones públicas era la alianza de compromiso regalada por Bardem.

El pasado mes de abril, el diario sensacionalista National Enquirer fijó la fecha de la boda para este verano, como al final ha ocurrido, pero "falló" en los detalles, que pronosticaban que "las atractivas estrellas de cine" se casarían en "una boda pequeña en su tierra natal, España".

Historia de un amor de película

Se trata del primer matrimonio para Cruz y Bardem, de 36 y 41 años respectivamente, cuya relación saltó a las portadas de las revistas en 2007 tras ser fotografiados juntos pasando unos días en las islas Maldivas.

La confirmación oficial de su noviazgo no se produjo hasta 2009, cuando la actriz, siempre reacia a hablar de su intimidad, confesó a la publicación británica Female First que era "obvio" que mantenía "una relación" con el español.

Bardem, también muy reservado con su vida privada, sorprendió a los asistentes a la última edición del Festival de Cannes cuando al recoger el premio de Mejor actor por su trabajo en "Biutiful" declaró abiertamente sus sentimientos por la madrileña: "a mi amiga, mi compañera, mi amor. Penélope: te debo muchas cosas y te quiero mucho", dijo el actor, cuyas palabras provocaron las lágrimas de Cruz.

La química existente entre esta pareja de españoles se vio por primera vez cuando trabajaron juntos en el filme "Jamón, jamón" (1992), dirigido por Bigas Luna, en la que fue la primera película de la actriz.

Sus carreras no se volverían a cruzar hasta "Vicky Cristina Barcelona" (2008), del cineasta Woody Allen, en la que ambos interpretaron a una pareja de artistas que vivían un amor imposible.

Dos triunfadores en Hollywood

A pesar de los distintos caminos que siguieron, tanto Cruz como Bardem terminaron trabajando en Hollywood y haciéndose un hueco en la meca del cine.

Penélope Cruz debutó en EEUU en 1998 con "The Hi-Lo Country" mientras que Bardem deslumbró en 2000 con su interpretación del poeta cubano Reinaldo Arenas en "Antes que anochezca", que le valió su primera nominación a una estatuilla.

La española, más prolífica en Hollywood que su ahora marido, se convirtió en una de las actrices más populares de la gran pantalla después de su trabajo en "Vanilla Sky" (2001), filme donde conoció a Tom Cruise, con quien mantendría una relación.

Cruz también estuvo ligada sentimentalmente años después con otro "guapo" de Hollywood, Matthew McConaughey, con el que coincidió en "Sahara" (2005). Pero sin duda su relación más solida antes de conocer a Bardem la vivió con el músico Nacho Cano, con él que estuvo 6 años, hasta 1995.

Los rumores de noviazgos siempre acompañaron a la madrileña desde que cruzó el Atlántico y entre otros nombres se la asoció sin fundamento con Matt Damon, Josh Hartnett, Nicolas Cage, Olivier Martínez, Orlando Bloom...

De los romances de Javier Bardem poco trascendió, más allá de la relación con Cristina Payés que duró una década y concluyó a mediados de los 90, y supuestos idilios con actrices españolas como Aitana Sánchez Gijón, Ruth Gabriel o Belén Rueda, así como con la internacional Natalie Portman.