El objetivo de Mario Testino descubre una Sarah Jessica Parker de otra época. La actriz viste de Dior para el número de mayo de la versión americana de Vogue.

El carisma y el poder de Sarah Jessica Parker no tienen límites. Su influencia en términos de estilo, belleza, tendencia y cultura es innegable y arrastra tanto a veinteañeras como a las que ya han soplado las 40 velas.

Durante la promoción de la nueva entrega de la película "Sexo en Nueva York", la actriz ha ofrecido en una entrevista a la versión americana de la revista Vogue. Para la portada del mes de mayo y el reportaje fotográfico interior, elaborado por el prestigioso fotógrafo Mario Testino, Sarah Jessica aparece deslumbrante, vestida de Dior Haut Couture.

Durante la entrevista, la actriz habla de sus marcas preferidas, su rodaje durante más de siete semanas en Marruecos, su personaje en la película y, sobre todo, de lo mucho que ha echado de menos a sus gemelas a las que no vio durante más de dos meses: "Sólo las he visto por Skype y nunca me he sentido así", reconoce en la publicación. Su hijo, de siete años, sí que pudo visitarla en Marruecos.

Además, la actriz confiesa lo mucho que intentó quedarse embarazada antes de acudir a un vientre de alquiler para aumentar la familia.