La mejor de la historia

  • Nadia Comaneci nació el 12 de noviembre de 1961 en Onesti (Rumanía) y muy pronto se vió que tenía un don especial para la gimnasia.

• Comenzó en la gimnasia con seis años y a los 13 años se convirtió en la primera mujer que realizaba el doble mortal de espaldas en la salida de su ejercicio de barras asimétricas.

Ganó el primer “10” olímpico en la disciplina de barra. Fue la primera máxima puntuación en la historia de la gimnasia, en las Olimpiadas de Montreal de 1976. Allí obtuvo otras seis máximas puntuaciones. Tenía 14 años.

En total ha ganado nueve medallas (cinco de ellas de oro) en dos Olimpiadas y es la única gimnasta que ha conquistado tres títulos europeos consecutivos.

En 1999 fue nombrada la mejor atleta femenina de todos los tiempos y fue la primera deportista que habló en la sede de la ONU.

MARCADA POR EL MISTERIO

En las Olimpiadas de Moscú de 1980 Nadia triunfó. Sin embargo, se especuló mucho sobre su vida. Tenía 18 años y problemas de sobrepeso. Sus padres se habían separado y había sido hospitalizada por un extraño envenenamiento.

Su entrenador, Karolyi , desertó en 1981. Tres años después, ella abandonó las competiciones. Para evitar su fuga, el régimen de Nicolás Ceaucescu mandó que la vigilaran. Cuando el dictador fue derrocado en 1989, Nadia se marchó a EE.UU.

Su rocambolesca fuga fue planeada por un oscuro personaje, Constantin Panait, a quien ella pagó 5.000 dólares. Tuvo que caminar durante toda la noche para poder cruzar la frontera.

Ya en EE.UU., Panait controló todos sus movimientos y recorrieron juntos el país haciendo todo tipo de promociones. Pudo liberarse de su mala influencia gracias a otro rumano, Alexandru Stefu, y se fue a vivir a Montreal con él y su familia. Allí conoció al que es, desde 1996, su marido.