Tanto ellos como ellas se apuntan a la moda del tatuaje. Provocativos, muy sensuales, discretos, listos para conquistar o seducir. Los hay de todo tipo y para todos los gustos. Sin embargo pocos son las que saben y pueden lucirlos de la forma que lo hacen los 25 famosos tatuados más sexys del 2009, según la revista 'Vanishing Tatoo'.

La reina indiscutible del arte corporal ha desbancado con creces a todas las demás aspirantes a ser coronadas como la ’celebrity tatuada más sexy del 2009’. Angelina Jolie, ha cubierto parte de su anatomía con varios tatuajes como reflejo de su personalidad y peligrosa sensualidad.

Jolie siempre se ha declarado una ferviente admiradora de este tipo de arte y no dudó ni un instante a la hora de grabarse en el hombro el nombre de su segundo marido, la fecha o las coordenadas de nacimiento de sus hijos adoptivos, así como varios tribales o símbolos chinos que adornan diversas zonas de su cuerpo.

La cantante de Barbados Rihanna es la segunda famosa tatuada más sexy de este año. La artista, que ha cambiado radicalmente de imagen durante los últimos meses, también ha decorado su cuerpo con diversos tatuajes. Desde una lluvia de estrellas que le recorre la nuca, pasando por la fecha de nacimiento de su representante hasta una pistola en las costillas (su última excentricidad), la joven se ha ganado con creces este segundo puesto.

Una de la chicas de moda, Megan Fox, también disfruta presumiendo de sus múltiples tatuajes ahí por donde va. Aún no nos habíamos cansado de ver la frase de Shakespeare que luce en el omoplato derecho ("We will all laugh at gilded butterflies" o "Todos nos reiremos de las mariposas doradas"), así como la cara de Marilyn Monroe en el antebrazo derecho, para escuchar rumores que dicen que tiene otro en el trasero.

David Beckham también se cuela en esta lista plagada por mujeres ocupando un merecido cuarto puesto gracias a los tatuajes que ya le cubren prácticamente por completo ambos brazos y gran parte de la espalda. Su cuerpo está surtido de imágenes y letras que conforman casi una minibiografía de su vida, incluyendo los nombres de su mujer y sus hijos, varias estrellas, una cadena de rosas, un inmenso ángel que le cubre media espalda, etc.

El ’Top five’ lo completa la actriz Jessica Alba, quien, a diferencia de los demás, ha optado por unos tatuajes mucho más discretos. Tiene varios tatuajes en su cuerpo, uno de ellos en su muñeca derecha, donde se dibujó un símbolo de la flor de loto, además de una mariposa en la parte baja de su cuello.

Completan el ’Top Ten’ otras famosas, entre las que encontramos a la ’socialité’ Peaches Geldof en sexto lugar, la tatuadora Kat Von D en séptimo y la piloto estadounidense Danica Patrick en octavo.

En noveno lugar, la cantante estadounidense Pink luce algunos de los tatuajes más originales vistos entre las famosas. Entre ellos, destaca un código de barras en la nuca, una réplica exacta de las etiquetas de la armada de su padre y de su hermano en el tobillo o una rana en el pie izquierdo. Muy acorde con su ’look’ un tanto gamberro, Pink también ha decorado su muslo izquierdo con un enorme dragón negro.

Cierra el ’Top Ten’ del ranking la mismísima Princesa del Pop, Britney Spears, que se aficionó a estos ’dibujitos’ en su época más rebelde. Siempre declaró que jamás se haría un tatuaje (en la época que proclamaba a los cuatro vientos su intachable virginidad), aunque poco después pudimos verla con un sol con letras chinas y una ’X’ a la altura del vientre o un pequeño duende donde la espalda pierde su nombre.

Visto lo visto, tatuajes hay para dar y tomar. Pequeños o grandes, llamativos o discretos, coloridos o monocromos, a la vista o escondidos. Lo esencial es lucirlos con gracia y estilo, pensárselo mucho y no olvidar que un tatuaje es para toda la vida.