Adolescente detenido tras robar dos mercedes, un tractor, un sofá y un bolso

La policía de la región polaca de Warminsko-Mazurskie (noreste del país) puso hoy fin a las fechorías de Marcin, un adolescente de trece años que se había convertido en una pesadilla para los agentes tras robar dos Mercedes de gama alta, un tractor, un sillón y un bolso. Marcin decidió que le gustaba el Mercedes aparcado en la tienda de muebles de su ciudad, así que simplemente aprovechó que su dueño estaba pagando un sofá para arrancarlo y salir a toda pastilla, mientras que el propietario miraba atónito como desaparecía su coche y el sillón que en ese momento estaba abonando. Horas después, el joven ladrón se cansó del vehículo y decidió dejarlo abandonado en un polígono industrial, explicó la portavoz de la policía de Warminsko-Mazurskie, Anna Siwek. Después, simplemente se limitó a llamar un taxi y regresó a casa, aunque, por supuesto, cuando tocaba abonar la carrera se marchó corriendo sin pagar. Días antes, Marcin, que con sólo trece años parece tener claro que su marca de coche preferida es la Mercedes, robó otro Mercedes deportivo y lo condujo por carreteras secundarías hasta que se agotó la gasolina y lo tuvo que dejar en la cuneta. Para regresar a su casa, el chaval tomó prestado un tractor y se dirigió lentamente hacia su ciudad, con una tranquilidad más propia de un delincuente profesional que de un adolescente. La policía sospechaba de Marcin desde hace semanas, cuando el chico fue sorprendido mientras robaba el bolso de una clienta en un autoservicio. "Las "aventuras" de Marcin terminaron con su detención", añadió Siwek, quien informó que el joven tendrá que comparecer ante el juez de menores.