Antonio Banderas planea regresar a las tablas de Broadway o de España

El actor español Antonio Banderas dijo hoy que le gustaría regresar a la actuación teatral, ya sea en Broadway o en su propio país. "Mi espacio natural es el teatro, no el cine. Estamos planeando una vuelta a Broadway o hacer teatro en mi país", dijo el artista en una rueda de prensa que ofreció en Buenos Aires para presentar su nuevo perfume, "Blue Seduction". "Lejos de toda hipocresía", Banderas reconoció que la línea de perfumes que lleva su nombre, creada hace una década, es una forma de "rentabilizar" su "imagen". Pero consciente de esto, el actor ha decidido que parte de los beneficios por las ventas del producto sean dedicados a financiar obras sociales. En el caso de Argentina, la ayuda será para la Casa Garraham, que acoge a familias locales y de países limítrofes que deben permanecer en Buenos Aires para realizar tratamientos en el hospital público Garraham, especializado en pediatría. "Blue", su séptima fragancia, combina aromas orientales, notas de capuchino, melón, limón y "es algo amaderado", describió el actor, quien aseguró que aunque no es un "metrosexual", sí presta más atención a los aromas desde que su imagen da vida a esta línea de perfumes. Banderas y su esposa, la actriz estadounidense Melanie Griffith, acompañados por el embajador español en Buenos Aires, Rafael Estrella, serán recibidos este jueves en audiencia en la Casa Rosada por la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, quien asumió el gobierno el lunes pasado. "Será un honor y un privilegio poder conversar con una persona que ha sido elegida por el pueblo argentino, un pueblo al que yo quiero mucho", aseguró Banderas, que este martes se entrevistó en Santiago con la presidenta chilena, Michelle Bachelet. "Va a ser una reunión interesante", vaticinó el malagueño, quien ya estuvo dos veces en la Casa Rosada, sede del Ejecutivo argentino. La primera de ella fue en 1984, cuando Banderas se entrevisto con el entonces presidente argentino, Raúl Alfonsín (1983-1989). "La primera vez que vine a América, no fue a Hollywood, sino a Argentina. Vine en 1984, con 23 años, a actuar en el Teatro Cervantes junto a (el actor argentino) Alfredo Alcón. Argentina acababa de salir de una guerra y de la dictadura. Era un momento muy especial", recordó. La segunda vez que Banderas visitó la Casa Rosada fue en 1996, cuando acompañó a Madonna a una audiencia con el entonces presidente, Carlos Menem, (1989-1999) y éste accedió a prestarles el balcón de la Casa de Gobierno para rodar un escena de la película "Evita". "Fue el rodaje más emocionante que recuerdo", dijo el actor al rememorar el momento en que Madonna, que daba vida a la segunda esposa del tres veces presidente argentino Juan Domingo Perón, salió al balcón, mientras 7.000 extras la aclamaban desde la Plaza de Mayo.