Antonio Banderas quiere reunirse con la presidenta chilena

El actor español Antonio Banderas manifestó hoy en Santiago su deseo de reunirse con la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, por quien dijo sentir "respeto". Banderas, que estará tres días en la capital chilena junto a su esposa, la también actriz Melanie Griffith, para presentar un nuevo perfume, aseguró en una rueda de prensa que hay posibilidades de que su reunión con la mandataria se concrete este martes. "La noticia que tengo es que sí, que nos reuniremos mañana. Pero todo depende de la jefa de Estado. Es una mujer a la que le tengo respeto y con la que me gustaría hablar de cine, de arte, de literatura, de muchos temas", dijo el protagonista de "La máscara del Zorro", entre muchas otras películas. En su reunión con los periodistas, ante los que se presentó sin su esposa, ataviado con una camisa rosada y el pelo mojado, como recién salido de la ducha, el actor español también manifestó que le gustaría de nuevo hacer teatro y volver a filmar con su compatriota Pedro Almodóvar, con quien trabajó durante nueve años. Asimismo, manifestó su respaldo a la huelga de los guionistas de Hollywood y destacó su trabajo como embajador especial del UNICEF, señalando que "todo personaje público debiera participar en actividades de causas humanitarias". De hecho, indicó que su agenda en Santiago incluye una actividad conjunta con el ex futbolista chileno Iván Zamorano, también embajador especial del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). El actor, que estuvo amable y distendido, también hizo un mea culpa por los errores, a su juicio "imperdonables" que se cometieron en la película "La casa de los espíritus" (1993), basada en la novela homónima de la escritora chilena Isabel Allende, de la que fue protagonista. "Fue un error mostrar cómo caía la nieve en Santiago y la gente usando gorro en época de Navidad. Eso es lo que pasa cuando un director danés filma una película con la realidad latinoamericana", indicó. En diciembre, en Chile, como en todo el hemisferio sur, es verano y las temperaturas en Navidad suelen superar los 30 grados.