Aprueban instalación de biblioteca gay en edificio público de Florida

El ayuntamiento de Fort Lauderdale, al norte de Miami, aprobó la solicitud de instalación de un archivo y biblioteca especializados en temática homosexual en un edificio público de esa ciudad. Según informó hoy en su edición digital el diario Sun-Sentinel, por tres votos a favor y dos en contra, los concejales del ayuntamiento de Fort Lauderdale aprobaron la controvertida iniciativa que permitirá el traslado de la biblioteca de temática gay Stonewall a ArtSpace, un centro artístico de propiedad municipal situado en el parque Holiday. Sin embargo, Jim Naugle, alcalde de Fort Lauderdale, criticó esta decisión que permite la utilización de un espacio público para la exposición y expresión de esa tendencia sexual, una decisión que enfrenta desde hace días a los sectores más conservadores de la ciudad y el movimiento gay. Naugle decidió hace unos días aprobar la adquisición de inodoros por unos 250.000 dólares para los baños públicos, cuyas puertas disponen, de acuerdo con el rotativo, de un mecanismo que sólo permite al usuario mantenerlas cerradas por un periodo corto de tiempo. De esta forma, según el alcalde, se evitará que se produzcan encuentros sexuales de gays en lugares públicos, algo que, al parecer, es un problema recurrente en otros retretes públicos. La comentarios homófobos del alcalde fueron objeto de protestas por parte del colectivo gay, que le ha exigido por medio de correos electrónicos enviados a la alcaldía que ofrezca disculpas públicas a la comunidad homosexual. El archivo y biblioteca cuenta con una extensa colección de libros, revistas y cintas de vídeo, entre las que figuran títulos como "Cien por cien carne", "Historias lésbicas para dormir" o "Chicos esclavos árabes". "No tenía ni la menor idea de que la colección de libros de homosexualidad" contenía este tipo de material, dijo Naugle, quien se mostró contrariado de que este asunto haya surgido en plena polémica sobre la inversión para los urinarios públicos. Pese a que el alcalde de Fort Lauderdale votó en contra de la petición de uso de un espacio público para la reubicación de este archivo de temática homosexual, los concejales que votaron a favor dijeron que no compartían las ideas de Naugle sobre el colectivo gay. Naugles aseguró, por su parte, que no tiene pensado pedir disculpas por sus comentarios sobre los encuentros homosexuales en los baños públicos, pero dijo, según el diario, que se siente "impresionado" por la cantidad de "homosexuales felices" que viven en Fort Lauderdale.