Barbero dice que ex general Noriega hablaba poco cuando se cortaba el cabello

El panameño Santiago Ardines, que fue durante años el barbero del ex general y gobernante de facto de Panamá entre 1983 hasta 1989 Manuel Antonio Noriega, dijo que el militar, preso en EEUU por narcotráfico, siempre hablaba poco cuando le cortaba el cabello, reveló al diario local "Crítica", que hoy publica sus declaraciones. Ardines dijo que comenzó a cortarle el cabello a Noriega apenas cuando tenía 16 años y vivía cerca del Terraplén, en las inmediaciones del antiguo mercado público, en el casco viejo de esta capital. El barbero dijo que "conocí a Noriega muy joven, cuando trabajaba éste en una imprenta.Luego Noriega se fue a estudiar al extranjero y cuando vino, por cosas del destino, entré yo a trabajar en la barbería de la policía". "Allí, como raso, me mandaron a mí a pelarlo, él me reconoció y de allí, prácticamente, fui su barbero hasta un día antes de la invasión" de Estados Unidos a Panamá, en 1989, para capturarlo, acusado de tráfico de drogas. Sobre el corte de cabello que le gustaba a Noriega, Ardines, que fue capitán de las antiguas fuerzas de Defensa, señaló "que siempre le gustó su corte militar, pero después se lo cambiamos a uno más alto para evitar que fuera reconocido en su tiempo en el G-2 (inteligencia militar). Ardines, que actualmente tiene una barbería en el casco viejo de la ciudad, señaló que cuando el ex general estaba en la barbería con él "hablaba poco". "Tocábamos temas de la realidad nacional, pero nunca temas secretos", agregó. Sobre si Noriega le daba propinas por sus servicios en la barbería, Ardines dijo "que la primera vez me parece que me dio algo. Cuando ya estaba en la barbería de la policía en ocasiones, pero no era algo común, ya que estaba haciendo mi trabajo en la institución". Agregó que "el ex general Noriega siempre tuvo su cabello negro. No recuerdo haberle visto ninguna cana. Es más, me atrevo asegurar que nunca en su vida ha usado tintes para ocultar las canas". Ardines dijo que por sus manos y tijeras pasaron figuras como el ex presidente Arístides Royo (1978-1982), el fallecido general Omar Torrijos Herrera (líder del país desde 1968 hasta 1981), todo el Estado Mayor de las desaparecidas Fuerzas de Defensa y el actual presidente del país, Martín Torrijos (desde septiembre de 2004), cuando era apenas niño. En las declaraciones a "Crítica", Ardines no opina ante la inminente liberación de Noriega el 9 de septiembre próximo, tras haber cumplido 17, de los 40 años de cárcel que le impuso la justicia de EEUU por narcotráfico y que, por buena conducta, le ha sido rebajada. Noriega ahora encara la posibilidad de que sea repatriado a Panamá o deportado a Francia, países que han pedido su extradición.