Bosé:"Cenaría con Aznar con espíritu antropológico,para ver cómo se comporta"

El cantante español Miguel Bosé, de gira por Italia con su último disco "Papito", asegura que si tuviera que cenar con un "enemigo", lo haría con el ex presidente del Gobierno español José María Aznar "con espíritu antropológico, para ver cómo se comporta. "Cenaría con José María Aznar con espíritu antropológico, como si saliera con una jirafa: para ver cómo se comporta", afirma Bosé en una entrevista publicada hoy por la revista Magazine, del diario "Corriere della Sera". A la pregunta si tuviese que elegir entre borrar el número de teléfono del Rey Juan Carlos o el del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, Bosé afirma que borraría el de Zapatero: "Es bueno, pero todavía debe demostrar mucho, sin embargo el Rey ha hecho tanto por España", dijo. Al ser interrogado por su orientación sexual Bosé afirma: "Siempre he tenido el privilegio de tener un físico con el que he gustado a las chicas, pero también he creado turbación entre los hombres". El entrevistador comenta al cantante que en Italia muchos políticos consideran la homosexualidad una "desviación" a lo que Bosé responde: "Para muchos los desviados son ellos. El mundo tolera la rigidez y las extrañezas de ciertos religiosos, que ellos hagan los mismo. Terminemos con esta dictadura heterosexual". Con respecto a la política Bosé dice que "en democracia se debe ser más tolerantes" y en su opinión la política debería ser "pansexual". Para el cantante, el hombre más fascinante del planeta Tierra es Michael Stipe, el líder del grupo estadounidense REM, sin embargo la mujer más deslumbrante "tiene todavía que nacer". Bosé, hijo de la actriz italiana Lucía Bosé y del torero español Luis Miguel Dominguín, explica en la entrevista que tomó el apellido de su madre porque nadie habría aceptado a un Dominguín cantante y bailarín: "sería un sacrilegio: Dominguín es sinónimo de torero". En referencia a las corridas de toros, explica que "son una tradición muy arraigada e incomprensible. Cuando terminó el franquismo se pensaba que desaparecerían, porque eran un signo de identidad fuerte del régimen. Sin embargo hoy van a ver las corridas también los adolescentes". De los recuerdos de infancia destacó su primer encuentro con la artista Amanda Lear a la que definió como "una criatura estupenda" y señaló que Pablo Picasso es el único "de los gigantes" que iban a su casa cuando era pequeño del que se acuerda. El también actor relató que cuando era pequeño Picasso le pedía a él y a su hermana Lucía que le ayudaran a pintar y recordó que un día en casa de unos amigos en Nueva York reconoció en un cuadro un ángulo rosa que había hecho él.