Britney Spears tampoco podrá ver a sus hijos

  • La cantante Britney Spears ha perdido la custodía de sus hijos por su comportamiento en el último año y, ahora, un juez le ha prohibido ver a sus hijos. El derecho de visitas está suspendido hasta que no cumpla con las sentencia que le obliga a pasar un análisis de sustancias en su organismo que determine que no consume ni alcohol ni drogas.

El comportamiento de Britney Spears en el último año la ha llevado a perder la custodia de sus hijos a los que sólo podía ver bajo vigilancia, pero ahora ya ni eso. Un juez del Tribunal Superior ha prohibido que la cantante pueda ver a sus hijos, hasta que no cumpla con las sentencia del juez que le obliga a pasar un análisis de sustancias en su organismo para poder optar a las visitas. Tras esta decisión, la abogada de la princesa del pop no ha querido hacer comentarios, pero adelanta que la cantante deberá comparecer en una nueva audiencia ante el juez el 26 de octubre.

De esta forma, el derecho "de visitas a sus hijos menores está suspendido hasta que la solicitante de las visitas (Britney Spears) no cumpla con las órdenes impuestas por las cortes", se indica en el documento oficial publicado por ’TMZ.com’. Así, se confirma que la artista incumplió la imposición del juez, por la que debe someterse a análisis de sangre que determinen que no consume ni alcohol ni drogas. Esta negativa de Britney, de 25 años, le ha supuesto no ver a Sean Preston, de dos años, y Jayden James, de uno.

Parecía que la rehabilitación de Britney era ya un hecho. Tras salir del centro en el que pasó un tiempo, aunque no lo necesario según los expertos, la intérprete de ’Gimme more’ se había presentado a una prueba de tóxicos, que resultó negativa, y que le permitió ver a sus hijos la pasada semana. Además, el pasado martes, la propia Britney acudía a la comisaría de Los Angeles voluntariamente para ser fichada por sus delitos automovilísticos y donde pagó algunas multas que tenía pendientes.

La mala racha de Britney va ya para un año, por eso, se ha refugiado en su trabajo y, después de varios años de silencio, ha decidido lanzar un nuevo disco ’Blackout’, que sale a la venta el 30 de octubre y en el que incluye una canción con un mensaje para su ex marido, el rapero Kevin Federline. Así, según la revista ’People’, el tema titulado ’Why Should I be sad?’ (¿por qué debería estar triste?) deja claro en su letra que la cantante se siente traicionada por Federline, a quien conoció durante una gira, ya que era parte de su cuerpo de baile.