La cantante estadounidense Britney Spears ha “completado con éxito” su proceso de rehabilitación en el centro “Promises” de Malibu (California), informó en un comunicado su representante, Larry Rudolph.

Según publica hoy en su edición digital la revista estadounidense "People", la artista ha estado ingresada en el centro un mes y ya ha abandonado el centro. Spears ingresó voluntariamente en el establecimiento el pasado 20 de febrero tras varias semanas de salidas nocturnas, prácticamente a diario, a bares de copas y después de afeitarse la cabeza.

Durante este mes de ingreso, la artista también ha asistido a varias reuniones de la organización Alcohólicos Anónimos. Además ha recibido en varias ocasiones la visita de su ex marido Kevin Federline, junto a los dos hijos de ambos: Sean Preston y Jayden James Federline.

En la actualidad la cantante guarda la custodia de los niños y Federline tiene derecho a ciertas visitas. Ambos se separaron en 2006 tras dos años de matrimonio.