AÑO-CURIOSIDAS Despiden 2007 con chapuzón en río Bullaque en pro de la conservación fluvial

Más de medio centenar de personas despidieron hoy 2007 con un gélido chapuzón en las aguas del río Bullaque, junto al Parque Natural de Cabañeros, tradición que se ha convertido en el símbolo de la lucha por la conservación ambiental de los cauces fluviales en la provincia de Ciudad Real. Desde hace trece años los vecinos de El Robledo y de la comarca del Valle del Bullaque despiden el ciclo anual con un baño en recuerdo de la sequía que sufrió este río al principio de la década de los noventa cuando llegó a secarse por completo. Fue en 1995 cuando un grupo de vecinos prometió bañarse si la lluvia permitía que el agua volviera a discurrir por el cauce, lo que ocurrió al inicio de ese invierno y motivó que el día de San Silvestre se zambulleran. El baño se convirtió en un ritual anual entre los ciudadanos de la comarca, que años después utilizaron el baño como acto reivindicativo para pedir a las Administraciones que garantizaran la conservación del río Bullaque, amenazado de nuevo por un trasvase de agua entre dos pantanos. Ni la baja temperatura ambiental, nueve grados, ni la baja temperatura del agua, seis grados, que se registraba a las doce de la mañana, hora del baño, disuadieron a los atrevidos bañistas de arrojarse al agua. Personas de todas las edades -niños con sus padres, adolescentes, jóvenes e, incluso, alguna sexagenaria como Martina Alonso-, se empaparon de agua nadando de un lado al otro del cauce hasta cruzarlo en varias ocasiones, ante la atenta mirada de más de un millar de testigos que observaba la zambullida desde las márgenes. Entre los bañistas destacaba la presencia de tres hermanos de 6, 7 y 11 años, José Gabriel, Rodrigo y Nicolás, de la cercana pedanía de Las Islas, quienes no dudaron en sumergirse, junto a deportistas del Club Natación Los Yébenes y a una simpática niña saharaui que se encuentra acogida con una familia robledana. El alcalde de El Robledo, Luis Navas, renunció a bañarse aludiendo prescripción médica y comentó a Efe que el baño tiene un contenido festivo importante pero mantiene el carácter reivindicativo de años anteriores. Gema García, una de las mujeres jóvenes que se bañó, recordó la trascendencia que tiene el río para el turismo en la zona y cómo cuando en la sequía de los noventa el río dejó de correr: "no éramos nada y pocos acudían a El Robledo, no como ahora, que viene mucha gente a disfrutar del agua en verano". Pedro Ortega, otro joven que cada año acude a esta cita, subrayó que aún "hay que mantener una posición crítica" con aquellos que tienen la responsabilidad de velar por el cuidado del río, a quienes advirtió de que algunos desagües incontrolados vierten al cauce. El río Bullaque recorre 102 kilómetros por los términos municipales de Retuerta del Bullaque, El Robledo, El Torno, Porzuna, Piedrabuena y Luciana, todos ellos en la provincia de Ciudad Real.