Carlos de Inglaterra celebra esta noche el 60 cumpleaños de Camila

El príncipe Carlos de Inglaterra, heredero a la Corona británica, celebra esta noche en su residencia de Highgrove, en Glouscestershire, los 60 años de su esposa, Camila, duquesa de Cornualles. Aunque el cumpleaños de Camila fue el pasado martes, el hijo de Isabel II ha escogido festejar hoy la ocasión con una celebración de etiqueta en su mansión de la campiña inglesa. Se espera que a la fiesta, supervisada por la experta mirada de Michael Fawcett, amigo personal del príncipe, y el mismo que organizó la celebración privada del 80 cumpleaños de la Reina, acudan unos 200 invitados, entre amigos, allegados y familiares del matrimonio. No faltará tampoco el príncipe Guillermo y en la prensa británica se rumorea hoy con la posibilidad de que a la celebración asista también la joven inglesa Kate Middleton, ex novia del primogénito de Carlos y con la que podría haberse reconciliado. No estará, sin embargo, el príncipe Enrique aunque sí lo harán los hijos de Camila, Tom y Laura. Clarence House, residencia oficial del primero en la sucesión al trono, confirmó que al acto no acudirá la soberana británica por no tratarse de un evento "a esa escala". No es la primera vez que Carlos de Inglaterra organiza fiestas para su esposa. También preparó otra gran fiesta en esa misma residencia en el año 1997 para celebrar, entonces, el 50 cumpleaños de la ahora duquesa de Cornualles. En aquel momento, el gesto del heredero a la Corona se interpretó como un paso significativo para hacer pública su relación con Camila, un año después de su divorcio de la malograda Diana de Gales. Para la fiesta de esta noche, Camila ha pedido a los invitados que no le compren regalos y que, en lugar de esto, hagan donaciones a la Asociación Nacional de Osteoporosis, de la que la esposa de Carlos es presidenta.