Carrera de gallos infantil devuelve expectación por tradición de Nalda

Nalda revivirá mañana la carrera de Gallos, una tradición que se repite desde el siglo XII, con el atractivo de repetir por tercera vez una prueba infantil, algo que ha hecho que se recupere la expectación por esta fiesta. Así lo explicó a Efe el alcalde la Nalda, Domingo Ruiz, quien detalló que la carrera de gallos infantil se ideó para "transmitir la milenaria tradición y la cultura de Nalda a los más pequeños, sin perder el respeto por los animales". Esta carrera de gallos, donde los niños intentarán coger el mayor número de gallos de goma, montados en bicicletas, es la versión infantil de la tradicional carrera de gallos, que consistía en intentar arrancar la cabeza a gallos vivos colgados de una cuerda, pasando por debajo de ella montados a caballo. El uso de gallos vivos en esta fiesta se prohibió tras aprobarse una ley en el Parlamento riojano, en 1995 y hasta 1999 no se realizó esta carrera. Entonces se recurrió a figuras de metal, posteriormente fueron de peluche y, desde hace dos años, goma, que deben ser recogidos de la cuerda por los participantes en la carrera. Así, tras los años de parón "por una prohibición que indignó a gente del pueblo", explica el alcalde, mañana se celebrará la octava edición de esta carrera, que se remonta al siglo XII. El alcalde de Nalda también explicó que "los participantes harán tres pasadas para coger el máximo de gallos a lomos de los diez o doce caballos que se contratan a una empresa". Los jinetes que más gallos consigan se alzará con el primer premio "de trescientos euros y un emblema del ayuntamiento" y si empatan dos de ellos "desempatarán con otras tres pasadas", agregó. La carrera para mayores y la de niños se incluyen dentro de la Fiesta del Gallo, con la que se cierran las fiestas de la virgen de la Asunción y San Roque en Nalda.