Casa Blanca dice estar decepcionada por escándalo generado por senador Craig

La Casa Blanca expresó hoy su decepción por el creciente escándalo surgido en torno a un senador republicano por presunta conducta indebida en un baño de hombres en junio pasado. "Estamos decepcionados con este asunto", dijo un portavoz de la Casa Blanca, Scott Stanzel, desde Misisipi, donde el presidente George W. Bush realiza una gira en la zona afectada por el huracán "Katrina" hace dos años. Stanzel agregó que el Comité de Ética del Senado de Estados Unidos iniciará una investigación del escándalo generado por el senador republicano Larry Craig (Idaho), arrestado por un policía vestido de civil como parte de una operación encubierta en el aeropuerto internacional de Mineápolis. "Esperamos que (el asunto) se resuelva pronto, porque eso es lo que conviene al Senado y al pueblo de Idaho", dijo Stanzel en un comunicado. Craig se declaró culpable a principios de agosto de conducta indebida después de que fuera arrestado en junio por un policía encubierto que investigaba conducta lasciva en el baño de hombres del mencionado aeropuerto. Según el policía, Craig realizó acciones "muchas veces utilizadas por personas que comunican un deseo" sexual. El propio senador firmó el documento en el que se detallan los cargos y en el que acepta culpabilidad, por lo que los expertos legales consideran que será difícil, sino imposible, revertir esa decisión en su expediente. Craig, quien el mes próximo anunciará si buscará la reelección en 2008, salió libre al pagar 575 dólares en multas y trámites administrativos. El martes, sin embargo, Craig dijo a los periodistas que lamentaba haberse declarado culpable porque no hizo nada indebido "ni en el aeropuerto ni en ninguna otra parte", e indicó que ha contratado a un abogado para que revise su caso. El senador, de 62 años y uno de los más conservadores del Partido Republicano, insistió en que es víctima de una "caza de brujas" del periódico Idaho Statesman y que no es ni ha sido nunca homosexual. Craig también renunció a la dirección de la campaña presidencial del republicano Mitt Romney tras el escándalo. El senador Mitch McConnell dijo el martes que, además de la investigación del Comité de Ética, los republicanos también están "examinando otros aspectos del caso para ver si se toman otras medidas". Mientras, el legislador republicano Pete Hoekstra se convirtió hoy en el primer líder conservador en exigir la renuncia de Craig, debido a que "su conducta en todo esto ha sido inadecuada para un senador". No es la primera vez que un escándalo de corte sexual salpica a un miembro del Congreso. El año pasado el legislador republicano Mark Foley renunció a su cargo después de un prolongado escándalo por las comunicaciones de corte sexual que mantuvo con becarios del Congreso. Las autoridades de Florida continúan investigando el caso para determinar si Foley aprovechó su cargo para seducir a menores de edad.