Casi un centenar de parejas rememoran el famoso beso de Eisenstaedt

Casi un centenar de parejas rememoró hoy, en pleno Times Square de Manhattan, el beso del soldado de la Marina de EEUU y la enfermera que al término de la Segunda Guerra Mundial inmortalizó el fotógrafo Alfred Eisenstaedt para la revista "Time Life". Aunque en esta ocasión no eran ni soldados de la Marina de EEUU ni enfermeras, muchos de ellos se pusieron el gorro de marinero de 1945 y besaron a sus chicas, en medio de los flashes de las cámaras y las risas de muchos turistas. Entre los besos de las parejas protagonistas, destacó el que el capitán Ben Summers dio a su novia Elizabeth Booher, después de proponerle matrimonio rodeados de cámaras de televisión y periodistas. El evento coincide con el sexagésimo segundo aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial y fue organizado de forma que las personas imitaran esa famosa fotografía de un marinero besando a una enfermera, en el mismo lugar, pero en 1945. Este beso, una de lo más famosos de la Historia de EEUU, quedó inmortalizado también en una estatua que estuvo colocada en la famosa plaza de la Gran Manzana. En EEUU, todavía está sin identificar el soldado que protagonizó el espectacular beso con que celebró el fin de la Segunda Guerra Mundial, y aún hay varios antiguos soldados de la Marina, hoy octogenarios, que dicen ser el afortunado que agarró por la cintura a una desconocida enfermera para besarla. El evento, que se repite anualmente en ese céntrico lugar de la Gran Manzana, fue organizado por Times Square Alliance, una organización sin ánimo de lucro.