Cazadores y ganaderos piden en Les que se retiren los osos del Pirineo

Unas quinientos cazadores y ganaderos españoles y franceses se han manifestado hoy en el municipio de Les, en la Val d´Aran (Lleida), para reclamar la retirada de los osos reintroducidos en el Pirineo, al considerar que les impiden continuar con su forma de vida y tradiciones. Los manifestantes han recorrido las calles del pueblo y han concluido su protesta con la lectura de un manifiesto en el que han reivindicado el derecho a decidir de los habitantes del Vall d´Aran, una de las comarcas en las que se llevó a cabo el programa de reintroducción de osos. Después de que el pasado 23 de octubre una osa atacase a un cazador en Les, hiriéndole en un brazo y una pierna, el Conselh Generau d´Aran reclamó que se retirasen los osos reintroducidos en el Pirineo, por el peligro que suponen para los habitantes y visitantes de las montañas. Con la manifestación de hoy, los cazadores y ganaderos de la zona han querido unirse a esa petición. "Nosotros somos los que vivimos aquí en la montaña y queremos decidir. Creemos que la reintroducción del oso atenta contra nuestras costumbres y nuestra forma de ganarnos la vida, ya que está afectando a los ganaderos, que no pueden dejar sus animales en las montañas, y al turismo", ha explicado el vicepresidente de la Asociación de Caza y Pesca del Vall d´Aran, Daniel Boya. Boya ha señalado también que la caza es una de las costumbres más extendidas en la comarca, una afición que, a su entender, se está viendo amenazada por la presencia del oso. "En el Vall d´Aran hay cerca de 1.200 cazadores, es decir, uno por familia, y no puede ser que no podamos ir a la montaña con tranquilidad. Nosotros aún nos podemos proteger, porque llevamos un arma, pero las familias que van en bici o a pasear con niños al bosque, no", ha dicho Boya. Para el cazador, el principal problema radica en que los osos reintroducidos en el Pirineo catalán en el marco del programa europeo Life son osos eslovenos, y no autóctonos, y están más acostumbrados al contacto con los seres humanos. "Los osos que había en tiempos de nuestros abuelos salían huyendo al ver una persona, pero estos no, y además te pueden atacar si te mueves o gritas. Esto no puede ser", ha denunciado. Previamente a la manifestación de los cazadores y ganaderos, el Conselh Generau d´Aran ha llevado a cabo también un encuentro con cargos electos de los ayuntamientos de la comarca y del Pirineo catalán, aragonés, francés y andorrano, así como con representantes de asociaciones ganaderas y de los sectores medioambiental y turístico. Durante esta reunión se ha consensuado un manifiesto "en defensa del territorio y sus habitantes y de su derecho a desarrollar su proyecto de vida y preservar las actividades tradicionales de la montaña". EFE.