Chelsy descubrió mensajes de otra muchacha en el móvil del príncipe Enrique

Chelsy Davy, la joven de la que se anunció el fin de semana que había terminado su relación con el príncipe Enrique de Inglaterra, descubrió los mensajes enviados por otra muchacha en el móvil de éste. Así lo informan hoy varios tabloides británicos como "The Sun" o el "Daily Express", según los cuales Davy, de 22 años, descubrió los mensajes después de haber escuchado cómo el príncipe susurraba por teléfono con la otra muchacha. Chelsy le preguntó entonces a Enrique quién era la supuesta rival, tras lo cual se produjo una pelea entre ambos jóvenes, señala la prensa. Amigos del príncipe Enrique aseguran que los mensajes los había enviado una admiradora secreta. "Siempre hay mujeres que persiguen a Enrique donde quiera que vaya. Se le echan encima incluso cuando Chelsy está delante", dijeron esas fuentes. Pese a la ruptura con el tercero en la línea de sucesión al trono, Davy planea proseguir sus estudios en el Reino Unido, informa "The Daily Telegraph". La muchacha está decidida supuestamente a completar su curso de posgrado en derecho en Leeds, norte de Inglaterra. Acompañada por compañeros de estudios, Davy fue vista el lunes dirigirse a clase en esa universidad frente a los rumores publicados en la prensa de que regresaría a Ciudad del Cabo para escapar al mal tiempo de este país. La Universidad de Leeds no ha hecho oficialmente ningún comentario sobre el futuro de la estudiante, pero alguien próximo a la joven surafricana y a su ex novio aseguró que seguirá en este país. Davy vino a vivir a Inglaterra este verano para estar cerca del príncipe y se ha alojado en alguna ocasión en las residencias de Clarance House y Highgrove, pertenecientes a la familia real británica. En el reciente servicio religioso que se celebró en Londres en recuerdo de la princesa Diana de Gales, Davy se sentó junto a Enrique mientras que la novia del primogénito, el príncipe Guillermo, estaba algo alejada de éste. Un mes después se produjo una disputa entre Chelsy Davy y el príncipe Enrique cuando éste fue tarde a buscarla al aeropuerto internacional de Heathrow, adonde había llegado desde Johannesburgo, y la hizo esperar una hora sentada en un café y rodeada de fotógrafos. El príncipe Enrique, adscrito al Regimiento de Caballería, está al parecer frustrado por la negativa del Ejército a enviarle primero a Irak y luego a Afganistán, por los temores sobre su seguridad y el riesgo adicional que su presencia en esos países representaría también para sus compañeros de armas. Según algunos rumores, de los que se hace hoy eco "The Daily Telegraph", Enrique está tan frustrado por no poder servir en el frente de guerra que piensa seriamente en dejar el Ejército y dedicarse al trabajo en alguna organización caritativa como las que tanto gustaban a su madre, la fallecida Diana de Gales.